IU convoca una manifestación por la sanidad 100% pública

J. Monroy
-

Apunta la coalición que a cambio de una inversión de 280 millones en obras, tres constructoras se llevarán 1.800 millones en servicios privatizados durante treinta años

Según las cuentas de IU, la construcción del futuro Hospital Universitario de Toledo tiene que costar 280 millones de euros. A cambio de que tres empresas privadas hagan esta inversión, el Gobierno de Castilla-LaMancha se compromete a pagarlas a lo largo de los próximos treinta años la friolera de 1.800 millones en servicios privatizados.
Esas son, al menos, los datos de que dispone la coalición, ha explicado este martes su coordinador provincial, Mario García, a la espera de que el Gobierno regional aporte el contrato público. En cualquier caso, para IU es más que suficiente. Como ya anunciara a principios del verano, convoca para este sábado una manifestación por una sanidad cien por cien pública. IU está integrada en la Plataforma en Defensa de la Sanidad, y entiende que es necesario llevar a cabo movilizaciones y acciones, que pusieran en jaque las acciones privatizadoras que puso en marcha el Gobierno de María Dolores Cospedal, y de las que Emiliano García-Page «está haciendo continuismo».
La manifestación se iniciará este sábado a las doce y media de la mañana en el centro social polivalente del Polígono, y tras recorrer el barrio, llegará hasta las obras del futuro hospital.
Servicio público. La idea es oponerse tajantemente a la privatización de un derecho, como es el de la sanidad, y pedir que los servicios sean prestados por las administraciones, como garantes de este derecho. IU, apuntó García, no quiere protagonizar la manifestación que convoca para el sábado, pero se ha visto en la necesidad de hacer el llamamiento ante la falta de respuesta del Ejecutivo regional. No la quiere protagonizar, «porque no es una cuestión que afecte a IU, sino a toda la sociedad castellano-manchega, y en este caso concreto, a la toledana».
El contrato firmado con tres empresas para la construcción del hospital, apunta García, «sigue todavía sin aparecer», a pesar de las peticiones de IU y la Plataforma en Defensa de la Sanidad. La gerente del Sescam tan sólo anunció en marzo que los servicios serían privatizados alas mismas a cambio de la construcción. Con la manifestación, quiere hacer patente la falta de transparencia del Gobierno, al no presentar el contrato y también que la sociedad debata la necesidad de que el hospital se construya con dinero privado, a costa de esta enorme inversión en servicios privados.