La cara de Quintanar en Hollywood

J.M.
-

El actor Romualdo Tirado, nacido en Quintanar de la Orden aunque olvidado en el municipio, participó en los años 30 en decenas de películas estadounidenses

El actor quintanareño Romualdo Tirado.

España. Años 30. El Teatro Cervantes de Quintanar de la Orden proyectaba una película rodada al otro lado del Atlántico. «Vamos a ver a ‘Borracheta’», decían los vecinos en la plaza, según recuerda José Fernández, cinéfilo quintanareño y estudioso de la vida del intérprete que participó en decenas de largometrajes en Hollywood durante una década. Una vida apasionante muy desconocida en la propia localidad. Tanto, que compartió películas con actores de la talla de Buster Keaton o Gary Cooper.
‘Borracheta’, apodo de la familia en la localidad manchega, fue bautizado como Romualdo Tirado. Nació asido a los teatros. No fue, sin embargo, en su Quintanar de la Orden natal cuando debutó frente al público, sino que en la capital, Madrid, se amamantó del oficio con sólo ocho años en el Teatro La Cadena con una compañía infantil. Ya de muy joven conoce América como marinero y aterriza también en África. Desenvuelto en la vida, se incorporó a la plantilla del ‘Teatro de la Comedia’ y se patea los países de Hispanoamérica con una compañía de zarzuela.
«En una de ellas, conoció a la actriz Margarita Liñán, casándose con ella en Guayaquil (Ecuador) y, tras luchar como soldado en Cuba en 1898, se instala en México donde trabaja como actor, director y empresario teatral en piezas y obras de distinto tipo», relatan Juan Antonio Gómez e Isabel Villaseñor, actual cronista oficial de Quintanar de la Orden, en el libro titulado ‘100 años de cine en Quintanar de la Orden’.
Con 40 años, desembarca en Estados Unidos y se aposenta en Los Ángeles, ciudad en la que gestiona un teatro orientado al público hispano de la importante ciudad estadounidense. Nueve años funciona la propuesta, entre 1927 y 1936, tiempo en el que estrecha su vinculación con la incipiente industria del sonoro en Hollywood hasta 1940 con papeles cómicos. No obstante, no abandonó su afición al teatro.

Con 37 años. El maridaje Tirado-Hollywood suponía el espaldarazo del vecino de Quintanar de la Orden en el celuloide, pero con 37 años había debutado como figurante en el Séptimo Arte en la película mexicana ‘El amor que huye’, de Manuel Cicerol y Carlos Martínez. Sin embargo, cuatro años después, parió el documental ‘De México a Los Ángeles’, con un perfil biográfico.
Tirado se especializó en producciones para el público hispano y firmó contratos con las productoras más exitosas.
El primero de estos contratos se firmó con ‘Metro Goldwyn Mayer’ y siguió el de la Fox, que lo llevaron a figurar en numerosas películas para los espectadores de habla española. No en vano, participó en 32 producciones. Xavier Cugat lo dirigió en 1930 en la cinta ‘Charros, gauchos y manolas’ y en ‘Un fotógrafo distraído’. En ese mismo año, compartió largometraje con Gary Cooper en ‘The texan’. También compartió cinta con Buster Keaton en ‘¡De frente, marchen!’
La cuarta película del actor quintanareño en Hollywood, titulada ‘La jaula de los leones’ y fechada en 1930, llevaba el sello Tirado en todos los aspectos técnicos y artísticos. La produjo con una empresa, junto con Mateo Cisero y Ernesto González.
Tras más largometrajes, se incorporó en 1932 a la plantilla de la Fox con ‘El caballero de la noche’. Al año siguiente, salía por todas partes, con ocho películas en su haber con apariciones, eso sí, mínimas. Ese ritmo de trabajo lo llevó también en 1935 con seis películas y, en menor medida, en 1936 con cuatro.

cierra de su etapa. Tirado prosiguió con su amplio listado de participaciones en películas justo hasta el cierre de la década. En el año 1940, este vecino de Quintanar de la Orden que emigró a Madrid para debutar como actor cerró su periplo en el esplendoroso Hollywood con la cinta ‘Tengo fe en ti’, dirigida por el realizador John Reinhardt.
No obstante, no fue su última colaboración en el mundo del cine. Según una página de internet especializada en doblajes, Tirado interpretó en la película ‘Dumbo’ de 1942 al personaje del ‘Cuervo Jim’, cuya voz en el original correspondía a Cliff Edwards. Cuatro años atrás, había participado también en la película ‘Blancanieves y los siete enanitos’, en el papel de ‘Doc’ y sustituyendo a la voz de Roy Atwell.
El actor concluyó en los años 40 sus colaboraciones conocidas en el cine; no obstante, siguió afincado en la meca de Hollywood. En este sentido, el actor quintanareño eligió envejecer en la ciudad de Los Ángeles, donde falleció hace ya 51 años.
El libro ‘Los que pasaron por Hollywood’, cuya autoría corresponde a Florentino Hernández Girbal, Juan B. Heinink y Robert G. Dickson, incluye una breve biografía de Romualdo Tirado como parte del centenar de actores y escritores españoles que desfilaron por Hollywood durante los años 30, algunos de los cuales, como en el caso del quintanareño, no regresaron a España.
La localidad de Quintanar de la Orden ha arrumbado la interesante figura de Romualdo Tirado y no tiene ninguna distinción pública en las calles de este municipio de alrededor de 13.000 habitantes. Eso sí, hace unos años, una asociación proyectó una de las películas del actor en un homenaje a la trayectoria de este vecino que abandonó la población a finales del siglo XIX.
«Salvo eso no se le ha hecho ningún homenaje ni reconocimiento. Se le conoce bien poco», comenta al respecto la cronista oficial del municipio y primera presidenta del Cine-Club Quintanar, Isabel Villaseñor. Una vida, la de Romualdo Tirado, tan desconocida como apasionante.