Importantes restos de amianto en Laguna de Arcas

I.G.Villota
-

Los trabajos de retirada se están desarrollando «con normalidad» en este espacio con "bastantes restos", indica la concejala de Medio Ambiente. En el camino de los depósitos ya se han retirado los vertidos, que eran «tubos muy poco fragmentados»

Importantes restos de amianto en Laguna de Arcas - Foto: David Pérez

Se siguen dando pasos para eliminar las toneladas de amianto distribuidas en diferentes focos en el barrio del Polígono desde hace más de dos décadas. La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha arrancó en febrero la retirada en la parcela de Laguna de Arcas, propiedad del Gobierno regional, concretamente de la Consejería de Fomento, situada al final del Polígono. Un mes después, la concejala de Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz, aseguró ayer que en este espacio han aparecido «bastantes restos» de fibrocemento. Así lo indicó, en rueda de prensa, al ser preguntada sobre este asunto y tras haber hablado esa misma mañana con la Viceconsejería de Medio Ambiente, encargada de los trabajos.
La edil aseguró que el procedimiento se está desarrollando con «normalidad» siguiendo «el plan de trabajo» establecido. «La Junta sigue apostando por la retirada» de los vertidos en este espacio, indicó De la Cruz.
En los terrenos se instaló una carpa para garantizar que las fibras de amianto no se queden en el aire, tras las prospecciones que se realizaron a finales de diciembre, gracias a la intervención preparatoria necesaria antes de trasladar este material tan tóxico.
La cercanía de las viviendas de este terreno afectado obligó a la empresa Tragsa, especializada en este tipo de intervenciones, a extremar las precauciones y confeccionar un planning de trabajo sujeto a los protocolos de seguridad para evitar escapes de fibras de amianto durante la retirada de los restos de fibrocemento acumulados en la parcela desde hace veinte años.
Camino de los depósitos. Otra de las intervenciones recientes, ésta asumida directamente por el Ayuntamiento, fue la realizada en el camino de los depósitos. La actuación allí ya ha concluido, informó la concejala De la Cruz, retirándose «tubos muy poco fragmentados» y, por lo tanto, con menor riesgo de contaminación y para la salud.