La Plataforma logra el compromiso de Bruselas para visitar el Tajo

L. T. / Talavera
-

En la sesión de ayer del Comité de Peticiones, la Plataforma e IU criticaron la política hidrológica que lleva a cabo España

Rosa Prieto, de IU, y Miguel Ángel Sánchez, de la Plataforma, ayer en Bruselas. - Foto: L. T.

La Plataforma en Defensa de los ríos Tajo y Alberche volvió a exponer ayer en Bruselas, junto con Izquierda Unida, la situación en la que se encuentra el cauce más grande y más importante de la península y, lo que es si cabe más destacado, obtuvo el compromiso de la Comisión de Peticiones para que una delegación comunitaria visite Talavera y el tramo medio del río a principios del próximo año 2016.
Según informó a última hora de la tarde de ayer el citado colectivo en nota de prensa, en la sesión monográfica que el Comité de Peticiones dedicó a la gestión de los ríos españoles, el Tajo protagonizado gran parte de la misma, de tal manera que durante más de una hora los eurodiputados tuvieron la posibilidad de conocer la situación del río, a la vez que intervinieron para exponer su preocupación por la gestión que España viene realizando del mismo.
De igual manera, y con anterioridad a la intervención del representante de la Plataforma, Miguel Ángel Sánchez, el representante de la Comisión Europea se mostró muy contundente respecto las carencias detectadas en la evaluación de los planes de cuenca españoles, llevada a cabo por la propia Comisión y finalizada el pasado mes de marzo.
Aparte del interés mostrado por los eurodiputados, desde la Plataforma subrayaron que en Bruselas queda «la certidumbre de la mala gestión que España está realizando con el Tajo, que en ningún caso se soluciona o modifica con el actual plan de cuenca vigente desde 2014, ni con el próximo que entrará en vigor en 2015, con una validez hasta 2021». Por este motivo, las mismas fuentes precisaron que «el Tajo exige soluciones ya, y no es posible esperar más tiempo como han expuesto varios eurodiputados».
Según explicaron, la expectación por el Tajo y la gran cantidad de asistentes a la Comisión obligó a la presidenta a limitar el número de intervenciones que amenazaban con monopolizar la sesión.

Conclusiones. «La conclusión que extraemos es que España no puede seguir ocultando el problema del Tajo, que es un auténtico escándalo social y medioambiental», manifestó Miguel Ángel Sánchez.
Por ello, aseveró que desde la Plataforma, «con nuestros limitados medios», vamos a seguir incidiendo «en lo que hemos denominado ‘Frente de Bruselas’, tanto con esta petición -planteada ya desde 2012 en colaboración con IU de Castilla-La Mancha-, como con las dos quejas presentadas ante la Comisión; además de seguir adelante en el recurso planteado ante el Supremo en España y otras actuaciones que se acometerán en los próximos meses».