La 'gota fría' se ceba con La Sagra

J.M.
-

Emergencias recibe más de 100 avisos, la mayoría en la Sagra. Una riada asoló un Borox en fiestas, donde dos personas quedaron atrapadas en sus coches

«Cuando lo he visto, he pensado en Cebolla», decía a este diario la alcaldesa de Borox, Soledad Delgado, rememorando la riada de la localidad de la comarca de Torrijos del 8 de septiembre de 2018. No fue para menos porque la regidora asguraba al cierre de esta edición que «medio pueblo» estaba inundado. Incluso, Protección Civil rescató a dos atrapados en sus vehículos, sin que la incidencia fuera a mayores. De hecho, no hubo que lamentar daños personales en todo el municipio. Toda la provincia estaba en alerta amarilla durante la jornada.
Las tormentas que mantenían ayer en alerta a la provincia descargaron principalmente en la comarca de la Sagra. Concretamente, el grueso de los avisos recibidos por los servicios de emergencias se concentraron en los municipios de Seseña y Borox.
Delgado preparaba una reunión de urgencia con los diferentes servicios de emergencias por los efectos de las precipitaciones. Como en Cebolla, Borox celebraba las fiestas, y los puestos desfilaron calles abajo por la fuerza del agua. La parte más afectada alcanzó desde la plaza de la Constitución y Juan Carlos I hasta la plaza de toros.
La tromba de agua arrastró las atracciones de la feria.La tromba de agua arrastró las atracciones de la feria. - Foto: Álvaro de la PazEl Ayuntamiento sagreño comunicó hacia las seis de la tarde en las redes sociales que las malas condiciones del tiempo obligaban a suspender todas las actividades programadas por las fiestas de San Agustín.
De esta manera, los agentes recibieron 116 llamadas de vecinos para que realizaran achiques de agua por las precipitaciones en toda la provincia, tal y como informó a este diario el servicios de emergencias 112 Castilla-La Mancha en el control efectuado entre las 17 y las 21 horas. No hubo que lamentar daños personales.  
La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había activado en las cinco provincias de Castilla-La Mancha la alerta amarilla por chubascos y tormentas, con granizo ocasional.
La mayoría de los avisos recibidos durante la tarde se concentraron en la localidad de Seseña. El servicio de emergencias 112 Castilla-La Mancha registró 68 llamadas entre las 17 y las 19 horas, por las 22 recibidas desde Borox en ese mismo tramo horario, una localidad que se encuentra tan sólo a unos cinco kilómetros de distancia. Todas las alertas se referían a achiques de agua.
Además, los servicios de emergencias recibieron entre las 17 y las 19 horas otro aviso para que realizaran un achique de agua en la ciudad de Toledo.
Los avisos del servicio de emergencias 112 Castilla-La Mancha se atenuaron entre las 19 y las 21 horas, cuando recibieron 25 llamadas en toda la provincia, principalmente por achiques de agua sin excesiva gravedad.