El Medievo une a Torrijos con Bélgica

La Tribuna
-

El Ayuntamiento se ha adherido a un proyecto financiado por la Unión Europea dedicado a la recuperación de tradiciones medievales, dentro del cual una expedición ha participado en la Gran Fiesta del Verano de los Arqueros de Visé, en Bélgica

La expedición torrijeña ha asistido estos días a la Gran Fiesta de Verano de los Arqueros, en la localidad de Visé, en Bélgica. - Foto: La Tribuna

Un grupo de 17 personas de Torrijos (Toledo) ha viajado a Visé (Bélgica) para participar en la ‘Grande fête d´Été des Arbalétriers Visétois’ (la Gran Fiesta del Verano de los Arqueros de Visé), un proyecto financiado por la Unión Europea dedicado a la recuperación de tradiciones medievales.
En una nota de prensa, el Ayuntamiento de Torrijos ha informado de que este grupo de 17 participantes estaba conformado por técnicos del Ayuntamiento, profesores del IES ‘Juan de Padilla’ e integrantes del club de arqueros ‘Pedro I’, acompañados por el concejal Cultura y Dinamización Local, Fernando de Miguel.
Asimismo, el Ayuntamiento ha indicado que los días 8 y 9 de agosto asistieron a una jornadas formativas del proyecto en las que participaron cerca de 60 personas y, posteriormente, los días 10 y 11 de agosto se unieron a la ‘Gran Fiesta del Verano de los Arqueros de Visé’.
Este proyecto, al que se encuentra adherido Torrijos, junto a Vicé y a otros municipios europeos como Sansepolcro (Italia) y Mindelheim (Alemania), es parte de programa Erasmus+, que ha concedido a la localidad aproximadamente 100.000 euros, repartidos entre el Ayuntamiento y al IES ‘Juan Padilla’, ha precisado el Consistorio.
Por otra parte, ha adelantado que se han preparado unas jornadas de recreación histórica en Torrijos para la primavera del 2020, similares a las celebradas en Vicé, y que tendrán lugar antes de la celebración de las Crónicas del Rey don Pedro, en las que los arqueros del club ‘Pedro I’ serán «los protagonistas».
A esta recreación asistirán representantes de los otros tres municipios que forman parte de este proyecto de recuperación de tradiciones medievales, que se inició en 2018 y se prolongará hasta el 2021, y cuyo objetivo es «desarrollar prácticas» que contribuyan a «sensibilizar» a los jóvenes sobre la importancia del patrimonio cultural e histórico de Europa.