54 nuevos coches para las oficinas comarcales agrarias

S.L.H.
-
54 nuevos coches para las oficinas comarcales agrarias - Foto: David Pérez

Agricultura ha adquirido 85 vehículos de combustión normal, híbridos y eléctricos para renovar la flota anticuada de las oficinas comarcales agrarias, agentes medioambientales y Geacam por 1,5 millones de euros

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, presentó la nueva flota de vehículos eléctricos e híbridos para los agentes medioambientales y las Oficinas Comarcales Agrarias, vehículos adquiridos por el Gobierno de Castilla-La Mancha.

Martínez Arroyo acudió a la presentación de la nueva flota en el Centro Operativo Regional de lucha contra incendios forestales (COR), en Toledo, ante la protesta de una decena de agentes medioambientales que recriminaron al consejero su incumplimiento por no haber adquirido vehículos híbridos o eléctricos y por no haber cumplido todas las promesas hechas al inicio de la legislatura.

No obstante, y ante los medios de comunicación, el consejero se mostró «orgulloso» por todo lo conseguido en estos casi cuatro años de gobierno en lo que tiene que ver con la prevención de incendios forestales y la atención a los agricultores y ganaderos en Castilla-La Mancha.

El Gobierno regional ha adquirido 54 vehículos para las Oficinas Comarcales Agrarias y otros 26 para los agentes medioambientales. «En total más de 80 coches, porque incluimos los cinco vehículos eléctricos para Geacam que van a mejorar la vida de los ciudadanos», celebró el responsable regional, que incidió en que esta inversión en coches ha ascendido a 1,5 millones.

A preguntas de la prensa sobre la acusación del colectivo de agentes medioambientales de que los vehículos adquiridos para el cuerpo no son híbridos ni eléctricos, Martínez Arroyo reconoció que la potencia actual de esos coches no es operativa para que desarrollen correctamente su trabajo, y «por eso hemos adquirido eléctricos en aquellos casos que es posible, como para Geacam, híbridos para nuestro personal de las OCAs y de combustión normal para los agentes medioambientales para que, precisamente, puedan hacer bien su trabajo», concluyó.