Toledo mejora un 5% en limpieza viaria y logra un bien

M.G.
-
Toledo mejora un 5% en limpieza viaria y supera el aprobado - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Un estudio de la OCU coloca a la ciudad en el puesto 19 de las 60 urbes analizadas. La limpieza de las calles y el estado de los parques arrojan los datos más altos de satisfacción de los ciudadanos


La limpieza viaria en Toledo está incluida en las agendas políticas, pero más allá de balances, de logros o de críticas, los ciudadanos llevan años convirtiéndose en ojeadores y su opinión ofrece la mejor radiografía posible de la imagen de la ciudad, de su pulcritud. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)acaba de publicar un estudio sobre la limpieza en las ciudades tras el último que emitió hace cuatro años y los resultados no son muy halagüeños en general, dado que en la mayoría de las ciudades el servicio ha empeorado, aunque Toledo se salva de la quema y consigue aumentar la satisfacción de los encuestados en un 5%, superando el aprobado.
La OCU se ha embarcado en este estudio por sexta vez y ha elaborado una potente encuesta con más de 5.000 vecinos que han valorado los aspectos más significativos de la limpieza en 60 ciudades españolas, incluidas todas las capitales de provincia, a los que se han sumado también los datos y las respuestas de los ayuntamientos, aunque dieciséis de ellos no han participado. En este caso, no se especifica si Toledo ha colaborado o no con la encuesta, pero sí es cierto es que no se ha podido establecer el presupuesto por habitante al año por la prestación del servicio municipal.
Salvo este apunte, Toledo se sitúa en una buena posición, ya que ocupa la decimonovena de un total de 60, pero no destaca ni como una de las más limpias, que mantiene a Oviedo una vez más en primera posición, ni de las más sucias como ocurre con Alcalá de Henares, Jaén y Alicante, a la cola en limpieza de calles y aceras, estado de parques y jardines, excrementos de animales, entorno de los contenedores, contaminación y limpieza en los barrios de la periferia.
más satisfacción. La encuesta desvela que los toledanos están más contentos con la limpieza en la ciudad que hace cuatro años, ya que el resultado final arroja una valoración de 60 sobre 100, lo que indica que ya se supera el aprobado. Toledo se incluye en las 18 ciudades que han roto esa tendencia del empeoramiento de este servicio público que se está sufriendo en la mayor parte de las mismas.
Además, Toledo supera también la media de satisfacción de los encuestados, con una valoración de 55 puntos sobre 100, del anterior estudio de 2015. «Ahora», según se  apunta desde la OCU, las ciudades «se deben contentar con un 53» de media, con lo que, en líneas generales, se observa una caída importante en el nivel de satisfacción en relación también al estudio de 2011,  el más llamativo porque obtuvo mayores niveles de satisfacción, con un 58 de media. 
Un rápido vistazo indica que los toledanos están razonablemente satisfechos (62 sobre 100) con la limpieza viaria en calles y aceras en estos últimos cuatro años. Lo mismo ocurre con el mantenimiento de parques y jardines y con la problemática que ofrecen las pintadas y los carteles, aunque no se especifica si las respuestas obedecen a su rebaja o a la rapidez y la gestión de la empresa concesionaria para limpiar fachadas, muros, señales y farolas, entre otros elementos.
En puestos más discretos se sitúa la limpieza en las zonas alejadas del centro urbano, aunque en Toledo también supera el aprobado porque los ciudadanos le otorgan 55 puntos sobre 100, y el estado del entorno de los contenedores, que consigue 52 puntos sobre 100, a pesar de que suele tratarse de zonas en las que rápidamente se acumula la basura tanto por falta de limpieza como por conductas incívicas de los vecinos.
asignaturas pendiente. El servicio municipal carga todavía con un suspenso en este estudio de la OCU por la cantidad de excrementos que se acumulan en distintas vías públicas a pesar de que no sea responsabilidad directa del Ayuntamiento. Sin embargo, las ‘cacas’ de los perros influyen bastante en la opinión de los ciudadanos a la hora de valorar la limpieza y su retirada. Se trata de un problema que afecta a muchas ciudades, incluso a las que aplican duras sanciones de hasta 3.000 euros, como ocurre en Huelva, que registró 600 multas el año pasado, aunque tampoco actuaron como medida disuasoria. 
En este intenso repaso del servicio hay que hablar también del contrato en sí, puesto que lleva bastante tiempo prorrogado. En la actualidad, Valoriza continúa siendo la concesionaria de la limpieza y de la recogida de la basura a pesar de que en esta legislatura se tenía que haber aprobado un nuevo contrato tal y como se comprometió el equipo de Gobierno municipal, con lo que la oposición, tanto PP como Ciudadanos, llevan meses criticándolo por sus deficiencias, el exceso de gasto y, sobre todo, «por la falta de previsión».