El Bargas FS no saca de su encierro al Leganés

J. M. Loeches
-
El Bargas FS no saca de su encierro al Leganés - Foto: Yolanda Redondo

A pesar de dominar durante casi todo el encuentro, dos errores atrás les acabaron penalizando a los de Ángel Magán frente a un rival que hizo de la defensa su mejor virtud (1-2)

Tener más tiempo el balón no le sirvió de nada al Bargas FS frente a un Leganés FS al que no pudo sacar de su encierro. Dos errores defensivos permitieron al rival tomar víveres suficientes para los tres puntos y, a partir de ahí, ni con portero-jugador los chicos de Ángel Magán hallaron la fórmula matemática para romper una defensa inflexible.
Queda la duda de si haber evitado las indecisiones defensivas de los primeros minutos hubiera abierto otro camino al equipo toledano. Pero la realidad es que el Leganés nunca quiso la pelota. Se la dio al de casa y dejó bien claro que quería salir al contragolpe para aprovechar la velocidad de sus jugadores.
Tuvo que soportar una primera ocasión de Toni, con un zurdazo en un saque de esquina al que respondió sin problemas Chechu. Pero en la siguiente acción, nadie entiende cómo Juanma tuvo pasillo libre por la banda derecha. El ‘9’ del Leganés sólo tuvo que sacarse un disparo seco e inapelable para Álvaro.
La respuesta de los toledanos no fue mala. Continuaron con la posesión y, aunque rozaron a veces el riesgo innecesario sacando la pelota jugada, consiguieron un par de aproximaciones, aunque sólo una de ellas con una ocasión clara de verdad. Fue un centro al área de Raúl Solano al que no llegó por poco Jona suspendido en el aire.
Se pasó entonces a unos minutos de bajón bargueño.  El equipo madrileño pensó que si metía una marcha más podía conseguir una ventaja más holgada, cuestión innegociable si se quiere ganar en El Balcón. Sin embargo, al serpenteo de Juanma y a la celeridad del resto de sus compañeros, Álvaro antepuso sus reflejos. Por entonces, el Bargas FSya había empezado a apretar, pero el público podía sentir desde la grada la impotencia que suponía no encontrar la manera de bajar la persiana del contrario.
Pasado el ecuador de la primera parte dio sensación de que se pisaba un poco más el área pero de que no se remataban las jugadas en el segundo palo. Y así se fue encaminando el encuentro al descanso, con una falta lejana de Toni que murió en el tabique construido por el Leganés y una gran acción de Raúl Solano que un jugador rival le birló a Borja en el punto de penalti cuando el ‘2’ bargueño estaba armando la pierna para disparar. No había manera de saltar la barrera y encima los colegiados no tuvieron intención de pitar demasiadas faltas, ni siquiera las evidentes.
En la segunda parte, el Bargas FS intensificó la actitud de la primera y, asumiendo el rol de la posesión del balón, dio un paso adelante y arriesgó con un arranque muy impetuoso. Dio sus frutos pronto gracias a una jugadad de Toni por el lado derecho que el canterano llegó a finalizar, pero el rebote de Chechu se quedó en el balcón del área y ahí Loren no falló con su pierna izquierda (minuto 22).
Era lo mejor que le podía pasar al conjunto rojillo, encontrar el empate en ese momento para crecerse en el escenario que tenía. En los siguientes minutos, los de Ángel Magán no se fueron a lo loco a por el segundo. Les valía con mantener el control y llegar cuando vieran alguna laguna. Pero esa defensa del Leganés era demasiado férrea. Edu probó suerte en una de esas acciones, pero otro fallo a la hora de despejar la pelota le vino como una piedra a los bargueños. Nadie acertó a sacar el balón del área y Palomares metió la puntera para hacer el 1-2.
Quedaban quince minutos por delante en los que parecía que el Bargas debía mantener el mismo papel para rascar algo en este partido. Raúl Solano y Loreno fueron los jugadores más activos y, a veces, llegaron a sorprender a la defensa del Leganés, pero los de David Zamorano no se dejaron amedrentar y al final solventaron la papeleta.
A falta de cuatro minutos, todo pudo quedarse visto para sentencia de no haber estado Loren casi bajo palos para sacarle un remate a Palomares, que había tumbado a Álvaro y tenía la portería para él. Incluso Jorge Martín dispuso de un disparo que esta vez sí repelió el guardameta bargueño.
A los madrileños no les aguantó el físico para atacar, aunque sí para defender. Los lanzamientos del equipo local fueron capaz de más lejanos y sin peligro. Además, Ángel Magán no optó por el juego de cinco hasta que restaba un minuto y 50 segundos. Y ni así hubo sendero hacia el gol. El público se llevó las manos a la cabeza porque Loren disparó de manera defectuosa cuando se encontraba delante del portero, aunque un poco escorado. Al partido sólo le quedaban nueve segundos. Se consumieron sin posibilidad de sorprender al tercer clasificado, así que no queda otra que ir al Javier Lozano a buscar la manera de salir del atolladero.