Bienestar Social realiza seguimiento telefónico en Mejora-T

LT
-

Este servicio para dependientes quedó suspendido de forma presencial, con motivo de la situación derivada del COVID-19 y del estado de alarma.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, sigue al frente de su departamento pese a estar convaleciente de una neumonía.

El Gobierno de Castilla-La Mancha está realizando desde el pasado 14 de marzo el seguimiento telefónico de más de 3.000 personas usuarias del programa SEPAP- MejoraT que quedó suspendido de forma presencial, con motivo de la situación derivada del COVID-19 y del estado de alarma. Así se recoge en una nota de la Consejería de Bienestar Social emitida este viernes.

El seguimiento telefónico de los más de 3.000 usuarios del Servicio de Promoción de la Autonomía Personal, SEPAP-MejoraT, es una de las actuaciones extraordinarias que ha puesto en marcha la Vicenconsejería de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia, para apoyar a las personas en situación de vulnerabilidad, y para que aquellas personas en situación de dependencia sigan recibiendo con normalidad las prestaciones del Sistema de Atención a la Dependencia durante la crisis del coronavirus.

Desde la Viceconsejería se ha realizado un nuevo diseño del servicio para adaptarlo a la nueva realidad con un triple objetivo: la detección de necesidades de personas vulnerables y frágiles, la función de mejora emocional y acompañamiento psicológico, y el conocimiento del estado de salud de los usuarios. 

 

Pago de las prestaciones del Sistema de Autonomía y Atención a la Dependencia.

Por otro lado, desde la Viceconsejería de Promoción a la Autonomía y Atención a la Dependencia han señalado que el pago de las prestaciones de dependencia se va a realizar con total normalidad, tanto en plazo como en cuantía.

Además, indican que el pago de las prestaciones correspondientes a marzo ya se ha realizado el pasado día 25 de marzo adelantándose en más de una semana a las fechas habituales de dicho abono. Este pago beneficia a 21.700 personas en situación de dependencia por un importe total de más de 6.500.000 de euros.