Rodríguez preside multitudinaria misa y unción de enfermos

Lola Morán Fdez.
-

El administrador apostólico de la diócesis, el arzobispo de Toledo ha participado esta tarde en uno de sus últimos actos en la ciudad antes de la toma de posesión de su sucesor

Rodríguez preside multitudinaria misa y unción de enfermos

El administrador apostólico de la Archidiócesis de Toledo, el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, ha presidido esta tarde en Talavera la celebración diocesana con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo con una Eucaristía en la que se ha administrado el sacramento de la Unción de los enfermos. Este acto ha sido uno de los últimos en los que Rodríguez Plaza participará en la ciudad antes de la toma de posesión del nuevo arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, algo que sucederá el próximo 29 de febrero, tras la despedida de Plaza una semana antes en la Catedral Primada de Toledo.
Antes, Rodríguez Plaza regresará este domingo a Talavera para confirmar a un grupo de fieles de ‘Madre de la Esperanza’ en la parroquia de San Francisco y será el próximo día 20 cuando ya se despida de los sacerdotes de la vicaría de Talavera en un acto privado que acogerán las instalaciones de la Casa de la Iglesia.
Su último acto dirigido a todos los feligreses de Talavera ha sido esta celebración enmarcada en la Jornada Mundial del Enfermo, y en él ha estado arropado por numerosos talaveranos, entre ellos la alcaldesa, Tita García Élez, y parte de su equipo de Gobierno.
Rodríguez preside multitudinaria misa y unción de enfermosRodríguez preside multitudinaria misa y unción de enfermosRodríguez ha trasladado su satisfacción por estar en la ciudad y ha destacado en su homilía que «solo quien vive en primera persona la experiencia del dolor sabrá ser consuelo para los demás», instando a acudir a Jesús para buscar este apoyo.
Además, ha abogado por que crezcan los cuidados paliativos para los enfermos subrayando que la eutanasia «no es ninguna solución», desechando también la opción del suicido asistido. «Sois y vivís para siempre», ha trasladado a los fieles, a quienes ha apuntado que «en la experiencia límite de la enfermedad es donde Cristo está más cerca».
Buena parte de los asistentes a esta celebración han sido ungidos con el santo óleo por Rodríguez Plaza y por el resto de sacerdotes que han participado en la Eucaristía.

En ella, Braulio Rodríguez ha entregado al vicario episcopal de Talavera, Felipe García, en representación de la Diócesis, dos mitras, una de ellas de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que se celebró en Madrid en 2011.

Al concluir la misa, Rodríguez Plaza se ha acercado a saludar a la alcaldesa con la que ha podido compartir unos minutos de conversación en los que García Élez ha tenido la ocasión de despedirse en nombre de todos los talaveranos y talaveranas y transmitirle sus mejores deseos para esta nueva etapa.