Esencia. Materia/Sueños

C.M
-

La muestra 'Arte al desnudo' -instalada hasta el 27 de octubre en San Marcos- apuesta por ser una prolongación del homenaje que 22 artistas realizaron a Manuel Fuentes Lázaro el pasado octubre. El recorrido merece la pena

Esencia. Materia/Sueños - Foto: David Pérez

San Marcos fue el lugar en el que, un día de septiembre de 2013, Manuel Fuentes Lázaro citó a sus -muchos- fieles para recorrer las piezas exhibidas en torno a sus ‘20 años de escultura’. Este mismo lugar ha vuelto a reunir, en esta ocasión a instancias de su hija, a amigos, seguidores y compañeros de fatigas artífices, a esta suerte de re-homenaje. Un recorrido -‘Arte al desnudo. La esencia de la idea’- que es prolongación de la muestra ‘Amalgama’ en la que, el pasado mes de octubre, 22 creadores le realizaron un homenaje póstumo en el Círculo de Arte.
Laura Fuentes Álvarez ha sido la hacedora -junto a Gabriel Cruz Marcos, Pepe Morata, Ángel Maroto, José Luis Fuentes, Ignacio Llamas y Fernando Sordo- de un itinerario empeñado en ser «un viaje introspectivo» que apuesta por «penetrar en la intimidad del artista hasta desnudarlo». Esta intención, expresada en letra y palabra, se presenta en torno a la contemplación de unas 65 piezas -de pequeño, medio y gran formato- que son memoria testimonial de un hacedor de realidades escultóricas dotadas de salidas -a modo de huecos- que permiten observar el camino de esa luz que determina sombras y que rezuma claridad.
Espacios, ventanas, rincones, oquedades y entradas que otorgan, al buen entendedor, el tiempo necesario para asentar y experimentar las sensaciones recibidas en este tipo de recorridos. Porque tal y como Manuel Fuentes apuntó a quien hoy firma este relato -allá por el segundo mes de 2009- su trabajo asumía el reto de situarse «en un espacio intermedio, en ese que queda atrapado entre el cielo y la tierra». Lugar idóneo sobre el que establecer un canal de comunicación entre ambos; una vía de ida y vuelta que en su obra se visiona -en conjunto- en la serie de elementos verticales que recurren a valores perdidos. Pero no sólo, porque este recorrido -que quiere ser «sorprendente» y fiel al autor -exhibe los diversos planteamientos (conceptuales y estéticos) de quien trabajaba -el sonido captado en su taller está presente durante todo el recorrido- la escultura desde la metódica más absoluta. Porque el creador recordado está en San Marcos no sólo en los resultados, también lo están en sus procesos. Se pueden visionar las maquetas y moldes por él desarrollados, piezas en las que se palpa la evolución de la idea, del tiempo y del juego creador.
Esencia. Materia/SueñosEsencia. Materia/Sueños - Foto: David PérezTambién se puede volver a escucharlo, a verlo en la proyección de las muchas entrevistas, programas y monográficos a él dedicados. Y por supuesto, el caminante de San Marcos puede leerlo en los fragmentos escritos por sus compañeros, por los que ha apoyado a Laura Fuentes en la conformación de este itinerario colmado de posibilidades, de huellas, de materiales, de rastros de una obra que puede degustarse hasta el próximo día 27 de octubre.


Esencia. Materia/Sueños
Esencia. Materia/Sueños - Foto: David Pérez


Las más vistas