El tramo de la calle Lima está siendo adecuado

C.M
-

Esta parte discurre en paralelo al muro de Fábrica de Armas y se desarrolla con la limpieza y saneo de sus límites y la ejecución en superficie de la capa de jabre rojo.

El tramo de la calle Lima está siendo adecuado - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

A la espera de que las explicaciones oficiales sobre la incompleta ejecución del proyecto planteado en torno al trazado de una senda peatonal en Vega Baja lleguen, en los últimos días se ha podido contemplar la reanudación de los trabajos en el último tramo de este trayecto situado en la calle Lima.
Este trayecto localizado junto a la avenida San Pedro el Verde, pensado para comunicar el camino realizado sobre el yacimiento arqueológico con la senda peatonal de la ribera del río, ha sido limpiado y adecuado. Una mejora menor ya que, tal y como recoge el proyecto, se encontraba consolidado por el paso de personas y vehículos puntuales, y por ser prácticamente plano hasta llegar a la ribera.
De hecho, se trata de un camino que discurre en paralelo al muro de Fábrica de Armas, y la actuación se está centrando en la limpieza y saneo de sus límites y la ejecución en superficie de la capa de jabre rojo.
Por ello, y a la vista de la decisión de no ejecutar el primer tramo, el proyecto queda incompleto (no lleva a ninguna parte) porque la idea final del mismo se sustentaba en «unir los barrios de Santa Teresa y el Poblado Obrero con el río Bajo» bajo la premisa de «detectar los valores que desde el paisaje permitan aportar caminos posibles que recuperen y sumen riquezas ignoradas, que contribuyan al planteamiento y la construcción de una ciudad mejor para todos».
De ahí que este camino -interrumpido por su promotor- tomara como punto de partida «el carácter de las sendas que recorrían y organizaban este lugar», la red «de caminos arbolados comunicaba la ciudad histórica con las huertas y el río Tajo». Al igual que aquellas sendas, se proponía «recorrer el vacío bajo la sombra de las moreras».
Queda por definir, ya que el proyecto no va a ejecutarse en su totalidad, la forma en la que el Ayuntamiento debería recuperar parte de la inversión -de 350.000 euros- del contrato adjudicado a la empresa Entorno Obras y Servicios S.L.
Sobre el plazo estimado para que puedan abrirse los dos tramos de la senda nada se sabe porque ni el proyecto se ha ejecutado en su totalidad ni se ha pensado, ante las paralizaciones decididas por el Ayuntamiento, en la fórmula más adecuada para que los ciudadanos puedan recorrer este camino.
En este punto, cabe recordar que la autorización concedida por la Consejería de Cultura se otorgó pero «con condiciones». El documento  recogía que «no autoriza ni la retirada de la estructura de puerta y vallado existente en la rotonda de acceso a la Universidad y en la calle San Pedro el Verde» ni «la retirada de las estructuras de cartelería sin una solicitud en cada caso individualizado».

 

La arqueología es rotunda:«El terreno conserva restosde grandes edificios»

La alcaldesa confirmó que el futuro cuartel de la Guardia Civil se alzará en los terrenos ubicados frente al yacimiento de Vega Baja, al otro lado de la avenida Mas del Ribero. Suelo que, según la citada, «no es yacimiento arqueológico» por estar frente al mismo. Sin embargo, los resultados del análisis geofísico realizado, en 2009, por la empresa francesa Geocarta en las parcelas que comprendían los terrenos conocidos como Vega Baja II, recogen imágenes generales del terreno con las que, al igual que cuando se hace una radiografía, se pudiera tener una idea aproximada de las estructuras arqueológicas que pudieran existir en el subsuelo. Los resultados mostraron indicios de la conservación, en toda la zona, de restos de cimentaciones de grandes edificios, máxima que fue confirmada en su día mediante la realización de sondeos estratigráficos ubicados en lugares seleccionados a partir de las imágenes geofísicas. Las mismas exhiben, en el suelo reservado para la Comandancia, anomalías de resistividad eléctrica que indican la presencia de supuestos cimientos de grandes edificios. Estas evidencias poseen características similares a las documentadas en las excavaciones de Vega Baja I.

 

Icomos es tajante: «La parcela está situada en pleno yacimiento arqueológico»

El informe redactado por Icomos -Cuerpo Asesor de la Unesco- ante «la evidencia de las carencias en materia de planeamiento de una ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad» resuelve, sobre la futura construcción del cuartel de la Guardia Civil en la parcela UA37, que «su localización está en pleno yacimiento arqueológico de Vega Baja, aunque no incluido en su momento en los diferentes ámbitos de protección del mismo», lo que está generado bastante controversia «por considerarse ampliaciones del barrio de Santa Teresa aunque sobre terrenos no catalogados del yacimiento». Además, «su especial ubicación en el extremo norte de la vega incide en el paisaje», de ahí que, marque Icomos, que « la futura intervención debe cumplir tanto lo establecido en la Declaración de Toledo Patrimonio de la Humanidad, como con la gestión ordenada de los posibles restos arqueológicos contenidos en el subsuelo y la afección al paisaje».
Pero no sólo Icomos se ha mostrado en contra de esta decisión municipal, la Real Fundación ha apreciado que esta construcción se ha planificado «en un espacio esencial para la conservación de este conjunto cultural que, una vez más, se ve claramente amenazado».