Asaja pide cerrar el Tajo-Segura y abrir 'minitrasvases'

C.S.Rubio
-

La patronal agraria plantea al PP la incertidumbre del sector agrario ante la «tendencia» de la implantar caudales ecológicos. «La Directiva Marco del Agua la han hecho los ecologistas»

Asaja pide cerrar el Tajo-Segura y abrir 'minitrasvases'


 Asaja continúa su ronda de contactos con los partidos políticos para plantearles las propuestas del sector en materias vitales como la PAC, el Desarrollo Rural o el agua. Hoy le ha tocado el turno al PP, representado por su presidente regional, Francisco Núñez, al que la patronal agraria mostró sin tapujos su «incertidumbre» en torno al futuro del Tajo-Segura. Y es que, como advierte el secretario general de Asaja, José María Fresneda, «no se trata de acabar con el trasvase, sino de acabar con el trasvase que se lleva el agua para allá», en alusión al Levante.
El líder agrario cada vez tiene más claro que la solución para la agricultura castellano-manchega pasa por cerrar las derivaciones de agua a Murcia y Valencia, pero no para ‘llenar’ el Tajo, sino para cubrir las necesidades regionales a través de la puesta en marcha infraestructuras internas, como la tubería manchega. «Lo que tenemos claro es que no debe pasar una gota del agua para regar para el Levante mientras haya una necesidad de agua en Castilla-La Mancha», insiste.
Eso sí, contando también con las necesidades de los municipios ribereños del Alto Tajo. «Lo que estamos diciendo es que si ahora se trasvasan 600 hectómetros cúbicos y la zona de Entrepeñas y Buendía necesita 200, los 400 que se quedrían libres sirvan para cubrir las necesidades del resto de la región», explica Fresneda.
Con todo, desde Asaja no se duda ya en atacar frontalmente la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea. Como se advierte, «la política de agua de este país y de esta región están amparada por una normativa que han hecho ambientalistas y ecologistas». Algo que, como recrimina mirando al PP, todo el mundo sabe y «no puede decir nadie que se opuso a ello».
Cabe apuntar que Asaja se muestra también cada vez más beligerante en torno al concepto de «caudales ecológicos». Es más, «nos preocupa que esta tendencia se traslade a otras cuencas».
 Desde el PP, Francisco Núñez echa balones fuera, insistiendo en que su propuesta electoral en torno al Tajo-Segura pasa por constituir una mesa del agua donde estén representados los profesionales agrarios, los empresarios los técnicos de la Junta y la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), para que «forjemos entre todos una posición que blinde los intereses de Castilla La Mancha y que sea esa la posición que defendamos en Madrid».