Madero afirma que sanción de 40.000 euros no es firme

La tribuna
-
Carlos Madero, alcalde de Quintanar de la Orden. - Foto: Víctor Ballesteros

Sin embargo, dice que el Ayuntamiento la va a recurrir. Acusa al anterior alcalde, Juan Carlos Navalon, de una campaña de "acoso" contra el equipo de Gobierno 'popular' de Quintanar y le recuerda que en otras dos denuncias el Ayuntamiento ha ganado

El alcalde de Quintanar de la Orden, Carlos Madero, negaba recientemente que el Ayuntamiento esté sancionado con «40.000 euros por parte de la Inspección de Trabajo en el asunto del CAI» aunque dice que lo recurrirá. Eso sí, reconoce Madero que existe un acta de Inspección que, matiza, «abre simplemente una instrucción», aunque lo cierto es que el acta del 13 de marzo de 2019 se encabeza como ‘Acta de Infracción’ que «propone» por dos cuestiones «la imposición de la sanción por un importe total de: 41.251,00 euros».
No obstante, el actual alcalde (PP) que acusa al PSOE y al que fuera alcalde Juan Carlos Navalón de una actitud de «acoso» contra el actual equipo de Gobierno, señala que  esta propuesta de sanción , que califica de «desproporcionada y chocante entre inclusos juristas expertos en asuntos laborales», no se basa en ningún articulado legal, «sino en una literatura donde salen citas mías filtradas de un Pleno, algo muy sospechoso que alguien, y no hay que pensar mucho, habrá dictado a dicho inspector, y el Ayuntamiento tomará las medidas oportunas». 
También tilda de «sospechoso» Madero que «en el último año este Ayuntamiento haya tenido seis inspecciones, y en los últimos 24 años solo dos… puede, y solo puede, que alguien desde su despacho en Toledo sea el causante de esta estadística», ironizaba especulando.
Madero acusa a Navalón de «falta de lealtad con el Ayuntamiento» y en este punto sacaba a relucir que tuvo que hacer frente a una multa de la Confederación Hidrográfica del Guadiana de 700.000 euros fechada en junio de 2016, cuando Navalón era alcalde, y «nadie dio al ‘enter’ para hacer política en contra de una persona, como se está haciendo en este caso conmigo».
Madero afirmaba que el Consistorio recurrirá la sanción propuesta y lamentaba que esto sea fruto de una estrategia preelectoral del PSOE para lo que detalló que «fue el propio Navalón quien las llevó  (a las trabajadoras del CAI)en su coche al juicio a denunciar al Ayuntamiento; una denuncia que vela por los intereses particulares de unas trabajadoras en contra de las arcas municipales».
Además, el alcalde hizo referencia a otras dos denuncias presentadas en contra del Ayuntamiento y promovidas por Navalón que se han resuelto a favor del Consistorio. Una de ellas, indicó, es la referida al cobro de una factura por importe de 5.320 euros «que se generó cuando él fue alcalde y que no la pagó». La empresa reclamante llevó como testigos al juicio para cobrarla al propio Navalón y anterior alcalde, Javier Úbeda, «y el juzgado la ha desestimado». 
La otra denuncia ‘fallida’ que expuso Madero es la relativa al despido de la periodista del Ayuntamiento. El alcalde explicó que el Consejo Consultivo dio la razón al Ayuntamiento tras conocer los hechos y aclaró que con motivo de la moción de censura del 4 de diciembre de 2017 se anticipó el vecinmiento del contrato de la periodista «para hacerla otro con unas cláusulas de indemnización en caso de despido, inusitadas». El alcalde que matizó que «no es nada personal», apuntó sin embarto que , «esto se conoce como fraude de ley».