El lago para el show nocturno tendrá 6,7 millones de litros

Á. de la Paz
-
El lago para el show nocturno tendrá 6,7 millones de litros

El estanque será uno de los primeros proyectos concluidos de Puy du Fou y su inauguración está prevista para 2019. Bajo sus aguas permanecerá una estructura de luz y sonido y se nutrirá con el aporte de las precipitaciones caídas

El estanque para el espectáculo nocturno de Puy du Fou se convertirá en uno de los primeros proyectos que el parque temático inaugurará en 2019. El lago, «uno de los elementos más importantes del conjunto», según detalla la memoria informativa presentada por la empresa, se creará mediante la excavación de un estanque y contará con una capacidad superior a los 6.700 metros cúbicos. El espacio dispondrá de un «contorno irregular» que conferirá al depósito «un aspecto natural, siguiendo las prerrogativas de la dirección artística». Para el desarrollo de la exhibición de la noche, una de las actividades postreras durante cada jornada de actividad, los arquitectos del complejo de ocio de Toledo han previsto ocupar una lámina de agua de casi 2.300 metros cuadrados de superficie.
El lago quedará «parcialmente integrado en la zona de policía [área constituida por una franja lateral de cien metros de anchura a cada lado, contados a partir de la línea que delimita el cauce] del arroyo de Vallejo de la Cierva», explica el texto justificativo presentado por la sociedad Puy du Fou España para su admisión como Proyecto de Singular Interés. La excavación se realizará en el terreno natural «de un vaso-piscina, con una profundidad media de 2,5 metros, y la inclusión en su interior, de dos pozos de profundidad que alcanzarán los ocho metros».
Para evitar la pérdida de volumen por evaporación de agua «se ha previsto recoger y almacenar una parte de las aguas pluviales que discurran por los terrenos y edificios del interior de la finca objeto del proyecto», arguye la compañía. Los canales y las fuentes ornamentales previstos en el parque temático seguirán un esquema similar para su llenado, aprovechando el caudal que dejan las precipitaciones.