UPA reivindica una subida de precios y más consumo local

Lola Morán Fdez.
-
UPA reivindica una subida de precios y más consumo local - Foto: Manu Reino

La presidenta provincial de la organización agraria denunció que sigue habiendo precios por debajo de los costes de producción y añadió problemas a la hora de la recogida de la leche

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha reivindicado una subida de precios en el sector por encima de los costes y el consumo de productos locales para ayudar a las pequeñas explotaciones familiares. Así lo trasladó a este diario Elisa Fernández, secretaria general de UPA de Toledo, quien indicó que si bien el precio de la leche de cabra en estos momentos «está estable» y «ha repuntado un poquito con respecto a los años anteriores», en el caso de vacuno de leche «no se cubren costos de producción y en oveja mucho menos».
Para la responsable de UPA, «el último año ha sido muy duro para la ganadería de ovino de leche», que ha sido el principal perjudicado por la bajada de precios. «Los ganaderos se encuentran por un lado con la bajada de precios y por otro lado los problemas que han tenido el año pasado para que los recogieran la leche», indicó Fernández.
Sobre esta cuestión, precisó que a un camión de recogida «le interesa mucho más» desplazarse a una explotación grande con una producción elevada para «llenar el camión» allí «que hacer un recorrido de cinco explotaciones diferentes» más pequeñas y de carácter familiar ubicadas en el medio rural.
«Al final lo que estamos haciendo es cerrar las explotaciones familiares porque la leche es además un producto que no se puede dejar ahí hasta que venga otro a llevárselo», recalcó.
Como recalcó, los ganaderos del sector lácteo llevan años percibiendo precios por debajo de los costes de producción, si bien recalcó que el sector que peor lo pasó en 2018 fue el ovino. En cualquier caso, apuntó que en el resto de sectores los precios han sido «muy ajustados» y «no tienen un tirón como para cubrir costes de producción». De ahí que destacara lo «fundamentales» que son para los ganaderos las ayudas de la PAC, ya que sin ellas, «no serían rentables las explotaciones».
La responsable de UPA hizo extensiva la situación a todos los sectores de la agricultura y ganadería, recordando que se lleva hablando de que no se cubren los costes de producción desde hace al menos 18 años.
A pesar de ello, denunció que productos como la leche y el aceite se utilizan como reclamo en las grandes superficies poniéndoles bajos precios y apostó en este sentido por llevar a cabo una campaña de concienciación de cara al consumidor para que conozca la realidad de los precios que se ofertan en estos productos. «A ti como consumidor te están engañando, te llevan a comprar a ese establecimiento y te ponen un producto barato pero luego llenas el carro y es donde ellos se llevan el beneficio», dijo.
De lo que no son conscientes, dijo, «es de que están tirando la economía y la rentabilidad de explotaciones familiares agrarias que están ubicadas en el medio rural».
ley márgenes comerciales. Por todo ello, desde UPA insisten en la necesidad de que exista una ley de márgenes comerciales. Así, para Fernández, «se ha perdido la oportunidad de tener una ley en la que se diga que el agricultor y el ganadero no puede recibir menos dinero de lo que a él le cuesta producir».
Desde UPA consideran que no es de recibo que los consumidores paguen en el mercado por un producto un 800% más de lo que recibe el agricultor y el ganadero. Así, insistió en que del dinero que pagan los consumidores, al agricultor y al ganadero le llega «lo que sobra cuando hacen el reparto a lo largo de la cadena» y el dinero se queda por tanto «en la gran distribución».
Por tanto, desde UPA abogan por la implantación de un sistema donde agricultores y ganaderos puedan recibir un importe por encima de los costes de producción.
Según dijo, en el caso del cordero los precios en estos momentos son los mismos que se manejaban en los años 1992 y 1993 a pesar de que los costes de producción se han incrementado de manera considerable.
Asimismo, apostó por fomentar los canales cortos de comercialización para que agricultores y ganaderos puedan vender sus productos de manera directa «porque los intermediarios son los que se forran».
Para Fernández, «una manera de ayudar a estas explotaciones» pasa por que los consumidores compren productos de la tierra, «primero de nuestro municipio, de nuestra provincia, de nuestra comunidad autónoma y de nuestro país». Puso como ejemplo que los productores valencianos de naranjas «tienen sus naranjas en el suelo», mientras se traen naranjas de fuera.
«Los consumidores tenemos que demandar y reclamar que queremos productos locales», apostilló.
Asimismo, dijo que igual que ha sucedido con el etiquetado de la leche, donde debe figurar de manera obligatoria su procedencia, esta medida debe hacerse extensiva a todos los productos.