Imputado por homicidio imprudente el primo de la víctima

J.M.
-
El suceso ocurrió en la avenida de los Reyes Católicos de Sonseca. - Foto: Yolanda Redondo

El primo de Alejandro, el joven de Sonseca que falleció tras recibir el disparo de un arma de fuego, fue puesto ayer a disposición judicial. El juez decretó su libertad y como medidas cautelares le incautó las armas y le retiró la licencia

El único detenido por la muerte de un joven de 25 años en Sonseca a causa de un disparo fue puesto ayer a disposición judicial en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Orgaz. El titular decretó libertad provisional para el primo de la víctima tras tomar declaración y le imputó como presunto autor de un delito de homicidio imprudente. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha detalló a este diario que se trata de una imputación provisional que debe ser concretada posteriormente con la investigación judicial

El procedimiento sigue instruyéndose en sede judicial, y el titular del juzgado ha decretado como medidas cautelares la retirada de la licencia de armas para el detenido y la incautación de las armas que posea.

 El funeral por el joven de 25 años que en la madrugada del domingo recibió un disparo en Sonseca se celebró ayer en la ermita de la Salud, anexa al cementerio municipal de la localidad, que dista apenas 20 kilómetros de la ciudad de Toledo. El regidor municipal explicó a la agencia EFE que desde que tuvo conocimiento del suceso ha estado en contacto con la Policía Local y la Guardia Civil y recordó que el Ayuntamiento de Sonseca decretó dos días de luto oficial (por el domingo y por ayer) «por el trágico accidente» ocurrido en la localidad.

El alcalde de Sonseca, Juan Carlos Palencia, quien trasladó su pésame y apoyo a la familia, indicó que los hechos han dejado al municipio «consternado», y especialmente a los jóvenes porque, junto con sus dos hermanos, la víctima tenía «un pequeño negocio con bastante éxito y aceptación» y eran «muy activos y trabajadores».

El suceso ocurrió hacia la medianoche del domingo en una casa de la avenida de los Reyes Católicos de Sonseca, próximo a la carretera N-401. Los propios familiares de la víctima trasladaron por sus propios medios al herido al Hospital Virgen de la Salud, pero falleció durante el traslado. Las diligencias del caso, sobre el que hay secreto de sumario, están asumidas por la Policía Judicial de la Guardia Civil de Villacañas.

El propio alcalde de Sonseca aclaró en la edición del lunes en palabras a este diario que se trataba de «un accidente inoportuno» entre dos familiares mientras limpiaban un arma de caza.