La provincia reduce en 2018 la cifra de parados en 11.000

M.G.
-
Se ha conseguido reducir el desempleo en 1.800 personas durante octubre, noviembre y diciembre. - Foto: Patricia González

La provincia cierra el ejercicio con 274.100 ocupados. El sector servicios ha ofrecido 10.900 empleos más en el cuarto trimestre. El desempleo cae en 1.800 personas

A comienzos de año se espera con  ganas la Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE) para comprobar cómo se ha comportado el mercado laboral el año pasado. Esta vez, los datos son más positivos y el descenso de desempleados más acusado, con lo que el empleo en líneas generales sonríe aunque sea con tímidas muecas todavía porque el paro ha alcanzado la tasa más baja desde 2008 gracias a una caída de 462.000 desempleados en España en estos últimos doce meses. También 2018 puede colgarse la medalla de ser el quinto año consecutivo en el que se genera empleo después de sufrir la destrucción del mismo durante seis años.
Tampoco la provincia de Toledo ha salido mal parada en esta ocasión, ya que ha despedido 2018 con 58.100 desempleados, 11.000 menos que al cierre de 2017, es decir, se ha producido una rebaja del 15,9% entre ambos ejercicios. Por sexos, las cifras resultan llamativas, 22.200 hombres desempleados frente a 35.900 mujeres.
Menos significativo es, sin duda, la comparativa con el trimestre anterior, ya que únicamente se ha conseguido reducir el desempleo en 1.800 personas durante octubre, noviembre y diciembre.
La estadística del INE es la más precisa para evaluar el ámbito laboral. En este caso, apunta que el año pasado acabó con 274.100 ocupados, 164.600 hombres y 109.500 mujeres. Las cifras continúan revelando las dificultades de acceso al mercado que mantienen las mujeres desde hace muchos años. Asimismo, se advierte un repunte importante en el sector servicios en este cuarto trimestre, que mantiene ocupadas a 60.600 personas, 10.900 más que en el trimestre anterior.
En el resto de sectores también se ha aumentado la contratación, salvo en la agricultura, con 45.000 empleados tanto en el tercer como en el cuarto trimestre. La construcción ha ganado 3.000 trabajadores y ha alcanzado ya los 86.000 empleos y la industria ha sumado un centenar, con lo que este sector tenía a finales de 2018 un total de 17.200 personas ocupadas en la provincia.
En el ámbito nacional, la caída de desempleados obedece al aumento del empleo en el sector público, fundamentalmente, aunque lo cierto es que ha sido la empresa privada la que incentivó el mercado laboral el año pasado.
Por otra parte, la estadística recoge un disminución importante del número de parados que busca empleo por primera vez. En este cuarto trimestre ha habido 91.000 personas que querían estrenarse en el mercado laboral frente a las 104.000 que se contabilizaron en el tercer trimestre de 2018.
más datos. Las cifras también ofrecen más lecturas. Toledo mantiene una tasa de paro del 17,5% y supera la de Castilla-La Mancha, situada en un 16,16% y la nacional, que ha logrado bajar hasta el 14,45%, el porcentaje más bajo de los últimos diez años. Por tanto, esta provincia se situó en cuarta posición respecto a las otras cuatro de la región y únicamente superó a Albacete, con una tasa del 17,59%.
Por contra, Toledo es la provincia que más personas ocupadas registró a finales de ejercicio y aportó el 33% del empleo de la región, una comunidad autónoma que ha despedido 2018 con 830.100 ocupados, pero no se sitúa entre las que han experimentado una mayor bajada del paro, como ha ocurrido en Andalucía, Madrid y la Comunidad Valenciana.
Atendiendo a las provincias, a Toledo le sigue a distancia Ciudad Real con 188.800 empleados; Albacete, con 158.300;Guadalajara;con 125.200; y finalmente Cuenca, con únicamente 83.600 trabajadores, una provincia que cuenta además con un 13,69% de tasa de paro, la menor de Castilla-La Mancha.
El INE también detalla los datos relativos a la población inactiva. En el caso de Toledo hay que señalar 97.200 personas jubiladas, 300 menos que en el trimestre anterior, 40.200 estudiantes, 2.700 más que en julio, agosto y septiembre, 69.700 personas que realizan labores del hogar, 5.400 menos en la variación trimestral, y 16.400 incapacitadas, 200 más que durante el tercer trimestre.