El atletismo, «deporte estrella en Toledo»

J. Monroy
-
El atletismo, «deporte estrella en Toledo» - Foto: VÁ­ctor Ballesteros

Ricardo Ortega, Julio Conde, Juan Antonio Rosique y Quique Sánchez Lubián protagonizan la mesa redonda 'Estampas toledanas del deporte', dentro del ciclo 'Valores de Película'

¿Es el atletismo el deporte estrella en Toledo? El atleta Ricardo Ortega así lo ha afirmado en la Biblioteca de Castilla-La Mancha en el seno de la mesa redonda ‘Estampas toledanas del deporte: historia y evolución’, enmarcada dentro del ciclo ‘Valores de película’. Ortega lo tiene claro, según apuntó en el debate: el deporte más importante en Toledo es el atletismo y el deportista más importante, por encima incluso de Bahamontes, ha sido Julio Rey.
La mesa redonda, moderada por el periodista Quique Sánchez Lubián, contó con la presencia del propio Ortega, Julio Conde (exgerene del Patronato) y José Antonio Rosique (entrenador). El proyecto, enmarcado en ‘Valores de Película’, buscaba aumentar el conocimiento de la ciudad. Es una de las pocas ocasiones en las que desde los ámbitos culturales se ha abordado el deporte, su historia y su presente en la ciudad. El debate llegó una semana después de la proyección de la película Moneyball Rompiendo las reglas, en la que se planteó el valor de la innovación.
Sánchez Lubián abrió la mesa introduciendo los orígenes del deporte en Toledo, desde el siglo XIX a la Guerra Civil. Recordó los primeros clubes y actividades, ligados al fútbol y el ciclismo. Después, a raíz de un viaje a Suecia de Federico Gómez de Salazar y Federico González Deleito se introdujeron nuevas formas de hacer ejercicio en la Academia. Eso desembocó, precisamente hace un siglo, en la creación de la Escuela de Gimnasia, que contribuyó en la introducción de nuevos deportes en la ciudad. Sus actividades se utilizaron por diversas asociaciones de la ciudad.
Conde por su parte hizo memoria para sacar pecho por Toledo con una anécdota que, hasta ahora, sólo había contado a sus amigos. Porque cuando él llegó al Patronato, en 1985, la idea del Ayuntamiento era hacer un ambicioso proyecto, de dotar a cada barrio de instalaciones deportivas. Al menos debería tener cada uno un campo de fútbol, pabellón cubierto y piscina de verano. Entonces el presupuesto del Patronato era de 320.000 euros, lejos de los cinco millones actuales. Cuando él contaba entonces lo que se iba a hacer en Toledo, la gente «me decían que estábamos locos». Porque la ciudad tiene superficie para 250.000 habitantes, cuando eran 80.000, y un presupuesto muy normalito. «Me decían que eso no va a funcionar nunca», explicó. Después de 34 años, no sólo ha funcionado, sino que las instalaciones se están utilizando, «y con 84.000 habitantes tenemos una utilidad, que el 25 por ciento de los ciudadanos hacen deporte en las instalaciones municipales». Hoy hay 160 clubes en Toledo. «Se veía que económicamente no iba a funcionar, y los toledanos han respondido muy bien, están las instalaciones llenas y además ha habido que construir un Centro del Agua para completar», concluyó.
Atletismo. Desde el punto de vista del entrenador, Rosique explicó su experiencia. A su juicio, «nosotros debemos mucho a las instalaciones que dejaron en la Escuela Central de Educación Física». El atletismo ha evolucionado mucho, si antes se hacía más libremente, ahora los propios niños lo tienen como actividad regulada y reglamentada. Finalmente, apuntó que «Martín Velasco ha sido el mejor entrenador que ha habido en Toledo».
Finalmente, Ortega se centró también en el atletismo, que considera «deporte estrella en Toledo». Habló de clubes y asociaciones, pero también del movimiento de la carrera, más allá de la competición, como algo bueno para la salud; algo que comenzó con la San Silvestre y la carrera popular del Polígono, y que sigue con multitud de aficionados, «lo que nos hace la ciudad con más corredores en relación al número de habitantes». Es el deporte estrella, apuntó, por los resultados, por la cantidad de campeones de España, por ejemplo, desde Tita Carrascosa en 1963, hasta Lucas Búa. Además, apuntó que, a su juicio, el deportista que más logros ha conseguido para Toledo «es Julio Rey», y el más carismático, Fernando Fernández Gaitán.