Pedro Barato: «La agricultura ecológica debe ser apoyada, tener un control riguroso y que sea de vanguardia»

Manuela Lillo / Ciudad Real
-
Pedro Barato. - Foto: RUEDA VILLAVERDE

Defensa del sector. Pedro Barato lleva toda una vida representando al sector agrario al frente de Asaja y en estas fechas hace una especial defensa del vino y del sector lácteo

Finalmente habrá ampliación para presentar las ayudas de la PAC hasta el 15 de junio, que era una cuestión muy esperada por el sector...
En un acto que hizo Asaja en Ciudad Real yo ya dije a que había razones objetivas y razonables para ampliar la PAC. Le dije a la ministra de Agricultura los condicionantes que tenía la PAC este año y ella lo llevó a Bruselas. Después, el comisario dijo que los países podían tomar la decisión y ayer salió en el Boletín Oficial del Estado la publicación, de manera de que PAC se podrá hacer hasta el 15 de junio de 2016.
¿Incidirá en los pagos a los agricultores, que era uno de los temores del sector?
No tiene porqué, aunque sí es cierto que cuando se retrasa la presentación de los expedientes, al final hay una serie de circunstancias que pueden hacer que se retrase un poco. Somos conscientes del esfuerzo que se va a hacer y creo que el nivel de nuestros funcionarios es muy bueno y esperamos que luego no se aplace el pago de la PAC el mismo tiempo que el aplazado para realizarla. Creo que hay mecanismos y argumentos por los cuales se puede pagar en tiempo y forma cuando llegue el mes de diciembre.
¿Cuál es su postura sobre el conflicto que se ha vivido sobre la agricultura ecológica?
El llamamiento que tenemos que hacer a nuestros políticos es que no se pueden cambiar las reglas del juego cuando el partido está empezado y si hay recortes o cambios de actitud, creo que lo mejor es avisar a quienes lo padecen. La agricultura ecológica es un sector muy importante en nuestra región y Asaja Ciudad Real es más partidaria que de no haya recortes y sí de velar por una agricultura ecológica a tope. Un agricultor que venía cobrando 300 euros por hectárea de un cultivo, ve ahora que se los rebajan a100 o a 150 euros. Por eso hemos dicho que las cosas así no se pueden hacer y siempre hemos sido muy partidarios de la negociación. Aquí con el otro equipo de Gobierno no había dinero para los jóvenes y en un acto de jóvenes se incrementó en 22 millones de euros la partida. La agricultura ecológica debe ser apoyada, tener un control riguroso y que sea de vanguardia, pero no se pueden cambiar las reglas cuando el partido ha comenzado. Creo que todo el mundo tiene derecho a los fondos, pero el desarrollo rural donde mejor está es en manos de los agricultores y de los ganaderos.
Ha mencionado las ayudas para incorporar jóvenes al campo, ¿hay suficientes?
Con el 2% de toda la Política Agrícola Común que va a la incorporación de jóvenes se ha incrementado. Pienso que está mejor que estaba, lo que no significa que sea suficiente desde mi punto de vista, porque hay que seguir fomentando que los jóvenes tengan una ayuda suficiente para que incluso se puedan equivocar. Creo que los plazos hay que alargarlos un poco más y a la gente hay que pedirle cuentas en un periodo empresarial más largo. Los fondos tienen que llegar un poco antes y que no sufran la inclemencia administrativa de si sale o no la ayuda o si cobran o no este mes. Tiene que haber claridad, como se hace en cualquier planteamiento empresarial.
¿Cómo recibe el campo manchego las lluvias de estos días?
El refrán dice que nunca llueve a gusto de todos, pero creo que en este caso, para el 99,9% estas lluvias son beneficiosas. Veníamos con una primavera fatal para la ganadería extensiva, para el sector del olivar, la viña o los cereales, que ya no granaban. Creo que este agua es muy beneficiosa y el poco daño que haya podido producir no tiene importancia en relación con el beneficio que ha hecho.
Sin salir del tema del agua, ¿se han hecho las regularizaciones de pozos que estaban pendientes?
En los pozos estaba la partida de leñosos y la de los agricultores profesionales. En la de los primeros casi todos los expedientes están solucionados y en la segunda todavía quedan algunos y se están cruzando los datos porque hay casos en los que se pidió la ayuda como leñoso y profesional. En esos cruces es donde quedan casos por regularizar. Ha sido muy lento, pero hay que reconocer que se han regularizado bastantes.
¿Ya no llegan sanciones?
Este es un tema del que me gusta hablar poco, aunque lo que sí se han corregido son los espectáculos cuando se iba a mirar un pozo de un agricultor. En otras épocas se veían las sirenas de la Guardia Civil, de la Confederación... Las sanciones están ahí y yo soy partidario de que las leyes están para cumplirlas, pero el espectáculo se ha corregido y hemos tenido muchas reuniones en estos últimos meses con el tema de los planes hidrológicos de cuenca y el gasto que se nos asignaba y creo que, una vez más, Asaja ha hecho el trabajo netamente profesional en beneficio de lo que representamos. A mí no me gusta utilizar, nunca lo hemos hecho, los procesos electorales para hacer algún tipo de movimiento en esta materia, como en las últimas elecciones. Somos partidarios de hacer las reivindicaciones durante todo el año y no utilizando determinados planteamientos que luego no han servido para nada.
¿Cuáles es el planteamiento respecto al agua?
Estamos en una región con muchos problemas de agua, pero tenemos que ser conscientes de que es un bien escaso, que hay que utilizarla de forma racional y hemos hecho en esta región y en la provincia de Ciudad Real inversiones por parte de los agricultores para utilizar el agua de forma mucho más eficaz y eficiente, lo que se tendrían que reconocer...
¿Qué opina sobre los planes de cuenca, sobre los que se han planteado recursos?
Nosotros hicimos un voto particular a esos planes de cuenca, están ahí, pero tenemos que pensar que después los planes de cuenca hay que presentarlos en Bruselas y si no están entregados allí, las inversiones no vienen. Hay que guardar un equilibrio entre las demandas que se hacen y cumplir la legislación vigente, en este caso la europea.
¿Qué le parece la elección de Jesús Martín al frente de la Denominación de Origen Valdepeñas?
Creo que el alcalde de Valdepeñas, por lo menos en lo que yo le conozco, es un hombre de consenso y creo que tiene un vocabulario algunas veces fuerte, pero que ha puesto el dedo en la llaga. Si queremos tener una DO en Valdepeñas y darle valor añadido a este producto tienen que dejarse de enredar y de utilizar planteamientos que hasta aquí no han sido beneficiosos. Cuando en una situación, un consejo o una interprofesión, hay desequilibrios a la hora de hacer las cosas, no es bueno, al final se rompe, que es lo que ha estado a punto de pasar en Valdepeñas. Creo que el alcalde le ha dicho al sector industrial que tiene que dejarse ya, y lo pongo yo en boca mía, de mamonear el vino en Valdepeñas. Nosotros, con nuestros defectos y nuestras virtudes, legítimamente representamos a los viticultores y yo nunca me pongo a representar lo que no represento, ni hago una asociación de industriales para no se qué enredo...
¿Cómo ve las cosas ahora?
Creo que eso al final se ha corregido y que el mundo del vino tiene que tener claridad, una claridad meridiana, que tiene que ir en el sentido de que lo que producimos es lo que tenemos que etiquetar bajo los parámetros que lo hemos hecho y en el sentido de que el consumidor en la etiqueta tiene que saber perfectamente lo que está consumiendo y que libremente decida. La DO Valdepeñas es histórica y habría que hacer un reconocimiento a muchos viticultores y a aquellos industriales iniciales porque hoy el vino de Valdepeñas se ve en países de Europa, en mercados como Madrid, Barcelona o en la costa. Eso es un éxito de todos, pero yo me conformaría con que la DO en el futuro tuviera una consecuencia, que el valor añadido se reparta proporcionalmente en toda la cadena de producción.
¿Cómo está funcionando la Interprofesional del vino?
Va bien, tal vez un poco lenta, pero ha sido un éxito que la Interprofesional del vino viera la luz en nuestro país. Estamos pendientes de la extensión de norma y de las últimas contrataciones administrativa y si le tuviera que poner alguna pega diría que va todo un poco lento. No obstante, tengo que agradecer al sector industrial, cooperativas y organizaciones profesionales porque en la constitución de esta interprofesión se ha tardado bastante menos que la del aceite. Ojalá y luego tenga el mismo futuro que la del aceite.
¿Cómo ve la situación del vino en cuanto al stock?
El vino está apalabrado, se está retirando y no tenemos la incertidumbre que teníamos en 2013, otra cosa es que estemos de acuerdo o no con los precios. También creo que tenemos el suficiente vino para hacer el enlace de campaña, por lo tanto, no tenemos esa problemática.
Hace poco volvían imágenes de camiones cargados con vino atacados en Francia...
Lo que ha ocurrido en Francia nos tiene que hacer reflexionar porque hace unos años decíamos que la gran asignatura que tenía el vino era la comercialización. Ya estamos vendiendo, y bien, y creo que ese es el camino. Hay modelos tanto en la industria privada como en el mundo cooperativo que demuestran que están haciendose las cosas francamente bien. A otros les falta más... Lo que ha ocurrido es que ese tipo de vino en Francia estaba en torno a 70-80 céntimos y el nuestro estaba bastante más barato. Lo que tenemos que hacer es intentar llegar a esos niveles de la Unión Europa. No obstante, bajo ningún concepto se puede aceptar que con un camión, barato o caro, sea de vino, tomates o de lo que sea, los franceses hagan lo que les dé la gana con permiso de los gendarmes. Nosotros hicimos la denuncia a la Unión Europea, al Gobierno español y a la embajada francesa y eso es intolerable. No me gusta utilizar nunca el ojo por ojo y diente por diente, pero que reflexione el gobierno francés de los intereses agrarios y económicos que entran en nuestro país y de los que llevamos nosotros. Si hay que sacar esas cartas, las sacaremos.
¿Piensa que la fusión de las cooperativas puede ayudar a la comercialización o va en detrimento del sector?
Yo sólo discrepo en que no me gustaría ponerle topes por arriba. Creo que las cooperativas si se fusionan y se agrupan es muy bueno, pero me gustaría que hubiera eficiencia y eficacia, no volumen de negocio, aunque es importante. No fusionar por fusionar para comerme a uno o al otro, no, sino que si se unen en una comarca o en una zona siempre va a ser muy bueno. Lo único que decimos es que esas fusiones tienen que llevar detrás eficacia, competitividad y eficiencia para que el resultado sea que el agricultor y el ganadero tenga un precio superior.
¿Cómo se puede hacer frente a la crisis láctea que padece el sector ganadero un año después de la liberalización de este mercado?
La leche de cabra ha tenido una bajada importante, la de oveja también, aunque se mantiene la de DO manchega, y la de vaca ha sido el gran problema este año. Si analizamos el sector lácteo español, donde más organizados se ha estado, los problemas son menores, y no digo que no haya habido problemas. Pongo tres ejemplos: la Covap, Iparlat y Central Lechera Asturiana. Allí han sido menores. En zonas o islas en España, en las que hemos dependido de determinadas industrias, es donde más problemas hemos tenido y pongo otros tres ejemplos: Castilla-La Mancha, en concreto la zona de Talavera de la Reina; Castilla y León y en Galicia, donde el sector sigue muy atomizado. Son los que más problemas están teniendo y creo que es una irresponsabilidad decirle a un ganadero que no le recogen la leche. Debe haber unos mecanismos por los cuales se les tiene que recoger a todo el mundo y tampoco tiene que haber abusos por recoger la leche.
¿Qué medidas reclama?
Hago un llamamiento a las administraciones y desde luego a la Administración regional porque si es queso de vaca, es queso de vaca; si es de oveja, es de oveja; si es de DO, es de DO; y si es mezcla tiene que llevar la mezcla que pone en la etiqueta. Creo que se está frivolizando mucho el sector lácteo y se está utilizando demasiada leche barata para hacer quesos que llevan muy poca cabra o muy poca oveja. Esos controles tiene que existir y no vale la política de brazos cruzados, hay que hacer los controles suficientes. Yo se lo he dicho al consejero, si no es así, haremos una campaña a finales de mes en la que cogeremos muestras con presencia notarial para analizar si esos quesos y esas marcas llevan lo que dicen. Si lo llevan, lo diremos y diremos públicamente que hay empresas que cumplen rigurosamente, y si no lo llevan, lo denunciaremos.
¿Ha mejorado la situación en cuanto a los robos en el campo?
Ha mejorado bastante. El índice estadístico ha bajado mucho, pero al que le robaron ayer no entiende de estadísticas y hay que entenderlo. El Código Penal ya contempla lo que nosotros pedíamos y no me canso de dar las gracias a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, aunque habría que darle un empujoncito más. Hay un ejemplo, ya que en Campo de Criptana se está poniendo en marcha una guardería rural y creo que debe haber más vigilancia en el campo y algún día podremos tener un guardería rural en toda la geografía provincial.
¿Piensa optar a la reelección como presidente provincial de Asaja y, a futuro, también de la nacional?
No tengo previsto ni presentarme ni dejarme de presentar. Llevo muchos años al frente de la organización y estoy muy orgulloso de los agricultores, fundamentalmente de Ciudad Real, pero también de España. En la presidencia nacional me quedan dos años todavía y en la provincial, que donde las elecciones van a ser este año, yo como siempre haré lo que los agricultores pertenecientes a Asaja Ciudad Real decidan.