Derivan a Toledo a 900 aspirantes a suboficial desde Lérida

F. J. R.
-

Tanto la Generalitat como partidos independentistas habían protestado por el examen alegando un potencial riesgo de contagios masivos de coronavirus. Las pruebas comenzarán mañana en la Academia de Infantería de Toledo

Academia de Infantería - Foto: David Pérez

El Ministerio de Defensa ha ordenado a novecientos aspirantes a suboficial que en lugar de examinarse en la Academia de Suboficiales de Talarn, en la comarca leridana del Pallars Jussá, acudan a la Academia de Infantería de Toledo para realizar las pruebas de acceso.
En un primer momento, estaba previsto que 1.200 aspirantes se examinaran en la academia de Talarn, pero finalmente apunta a que serán 280 los aspirantes que se alojarán en la Academia General Básica de Suboficiales que existe en la comarca leridana, que cuenta con capacidad para 300 efectivos.
La orden de traslado a Toledo se ejecutó el pasado sábado, cuando muchos de los aspirantes ya se encontraban en la zona de influencia de Talarn.
En días anteriores, nada más conocerse que el examen iba tener lugar en Talarn, tanto la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium y los Comités de Defensa de la República (CDR) habían protestado por la llegada de los militares alegando que podían provocar un brote masivo de coronavirus en la zona. La Generalitat también había pedido a la Delegación del Gobierno en Lérida la suspensión del proceso. Por su parte, los hosteleros de la comarca leridana han expresado su malestar por la decisión.
Está previsto que en la jornada de mañana comiencen en Toledo las pruebas para esos 900 aspirantes que deberían haberse examinado en Talarn