Madrid propone una distancia mínima para pedir una VTC

SPC
-

Los taxistas creen insuficiente el preacuerdo pactado entre Comunidad y Ayuntamiento, que fija un límite mínimo de 300 metros entre cliente y vehículo para contratar un coche de alquiler con conductor

Los taxistas de Madrid seguirán adelante con la huelga tras cuatro jornadas de paros -que coinciden con las feria de turismo Fitur- y advirtieron ayer que en próximos días llevarán a cabo acciones «más contundentes», entre ellas una huelga de hambre, mientras que el sector en Barcelona volvió al trabajo después de seis días de protesta.
Tras anunciar su intención de mantener los paros en la capital, las cinco asociaciones de profesionales convocantes instaron al Gobierno regional, encabezado por Ángel Garrido, a tomar la iniciativa para retomar las negociaciones y garantizar «una regulación efectiva» para los vehículos con alquiler de conductor (VTC).
En el marco del conflicto, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento se intercambiaron este jueves una serie de propuestas con las que buscan llegar a un acuerdo sobre cómo regular la VTC y poner fin a la huelga indefinida de los taxistas madrileños.
Aunque no fijaron una nueva cita, los técnicos de ambas Administraciones anunciaron que volverán a reunirse «pronto» con la voluntad de resolver un «problema de envergadura», como lo calificó la portavoz municipal, Rita Maestre.
A la espera de encontrar una solución al conflicto, los taxistas de la capital advirtieron que protagonizarán un encadenamiento y una huelga de hambre, en tanto que Garrido les trasladó que por apostar por «todo o nada, es fácil que se queden con nada».
La jornada, que al igual que el pasado miércoles estuvo marcada por las protestas en los accesos a Fitur y en sus accesos por la M-40, dejó 14 heridos y 2 detenidos.
Una situación que difiere de la que atraviesa en estos momentos el sector del taxi en Barcelona, que volvió al trabajo después de que el pasado miércoles decidieran poner fin a seis días de huelga en un clima de división.
Pese a reanudar su actividad, el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez Tito, dejó claro que el fin de la huelga es solo una «tregua», aunque confía en que a partir de la próxima semana ya se empiecen a implementar algunas de las medidas anunciadas por la Generalitat.
Unas medidas que rechaza la VTC, cuya patronal Unauto pide la dimisión del conseller de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet, y urge al president Quim Torra a que «paralice» el decreto ley al que consideran ilegal. Añadió que el sector emplea a casi 4.000 personas.

Madrid propone una distancia mínima para pedir una VTC Rodrigo Jimenez
Madrid propone una distancia mínima para pedir una VTC - Foto: Rodrigo Jimenez