«Si queremos ser sólidos no podemos conceder en defensa»

J. M. Loeches
-

El técnico del CD Toledo, Manu Calleja, fue crítico con su equipo a pesar de la goleada y avisa de que si no corrigen determinados aspectos van a sufrir mucho el doming en Madridejos

«Si queremos ser sólidos no podemos conceder en defensa» - Foto: Ángeles Visdómine

«Si queremos ser sólidos y estar arriba, no podemos permitir esas concesiones atrás». Manu Calleja no está tan de acuerdo con la opinión público y vio cosas de su equipo, el CD Toledo, que no le gustaron demasiado, sobre todo en la primera parte. Y es que, piensa que «el Conquense hizo méritos para marcar» y que antes del descanso se vio un encuentro «en el que estuvimos demasiado abiertos y concedimos a la espalda».
Y es que, el técnico cántabro sabe del potencial de cuadro verde en ataque y que este año «vamos a ser más ofensivos», por eso está trabajando más las vigilancias atrás, algo que, desde su punto de vista, «se debe mejorar porque si no el domingo, en Madridejos, en un campo pequeño como ése, vamos a sufrir demasiado con tanto centro lateral». De todos modos, valora que «salimos bien e hicimos el gol».
Calleja también tuvo palabras para el arbitraje de Díaz de Mera Escuderos y dijo que «los dos equipos salimos cabreados», en referencia «no sólo a las amarillas sino a la falta de criterio». De todos modos, matizó que esto último no lo cree sólo por el colegiado del pasado domingo en el Salto del Caballo sino «porque nos reúnen antes de empezar la temporada para darnos directrices que luego no cumplen en el campo».
esquema. Por lo demás, el entrenador del conjunto verde no se postula inflexible sobre el sistema de juego 4-4-2, ya que, como explica, lo que quiere «es que en ataque seamos más un 4-1-3-2» y que en defensa «sí se cumpla más el 4-4-2 para estar más arropados». Ésa es su idea, como la de poner a Pituli por banda izquierda para que vaya sumando minutos. Y es que, «todavía le falta ritmo y gas, tiene que bajar de peso», apunta, aunque considera que «lo hizo bien y nos dio cosas».
El villacañero está dentro de un plan específico para jugadores que ha llegado tarde y a los que le falta la puesta a punto para competir, como también es el caso de Javi Robles. «En dos o tres semanas lo veremos bien», indica.