Francia amarga a los 'Hispanos'

SPC
-

España se despide prácticamente de las semifinales después de caer ante los galos (33-30) en un encuentro que vuelve a encumbrar a Sterbik

Francia amarga a los ‘Hispanos’ - Foto: FRIEDEMANN VOGEL

La selección española de balonmano no pudo ayer con Francia (33-30) en el arranque de la ‘Main Round’ del Mundial, una derrota que convierte en casi imposible llegar a la lucha por las medallas, puesto que los ‘Hispanos’ se quedan solo con dos puntos.
La vigente campeona del mundo fue mejor desde el principio, lo que condenó a España a situarse, apenas transcurridos siete minutos de juego, con unos más que inquietantes tres goles de desventaja. Surgió entonces la figura del extremo Ferrán Solé, autor de nueve dianas en la primera mitad, que sujetó a los suyos cuando peor lo estaban pasando (9-8).
Pero fue un espejismo. Fabregas y N’Guessan castigaron la portería adversaria hasta que Jordi Ribera sentó a Gonzalo Pérez de Vargas por un Arpad Sterbik que apenas seis horas antes se incorporó a la concentración. Ese cambio frenó la sangría atrás, pues el veterano guardameta volvió a brindar una actuación para recordar, pero, a la larga, fue decisivo para el conjunto español, que perdió el hilo en ataque con los relevos realizados en la primera línea. Ni Goñi ni Alex Dujshebaev lograron dar la continuidad necesaria al juego para encontrar el brazo mágico de Solé, aunque las paradas de Sterbik permitieron a los ‘Hispanos’ llegar al descanso con el sueño de la victoria casi intacto (17-15).
Un triunfo que pareció más cercano según fueron aumentando el número de intervenciones del ‘gigante’ serbio. Así, el conjunto de Ribera igualó la contienda (18-18) apenas iniciada la segunda mitad, pero la exclusión de Viran Morros permitió a Francia recuperar la renta de cuatro tantos (23-19) en el marcador.
Los ‘Hispanos’ apelaron entonces a la épica y tuvieron la hazaña en sus manos cuando se situaron a solo tres goles de su adversario (26-23). Pero la exuberancia física de jugadores como Dika Mem o Melvin Richardson, hijo del legendario Jackon, una de las históricas ‘bestias negras’ del equipo español, impidieron a los de Jordi Ribera llevarse el triunfo.