Malestar en el atletismo y el rugby por la masificación de la pista

latribunadetoledo.es
-

Representantes de distintos colectivos deportivos que desarrollan su actividad en la pista de atletismo de la Escuela de Gimnasia se quejan de que la llegada del fútbol masifica la instalación

El presidente del CATexplica que son «necesarios horarios que no hagan coincidir a las distintas mdalidades». - Foto: Javier Pozo

El pasado jueves por la noche tuvo lugar una reunión con representantes de buena parte de los colectivos que realizan sus actividades deportivas en la pista de atletismo de la Escuela de Gimnasia de Toledo. La principal razón fue tratar el tema de la masificación que puede estar viviendo esta instalación con la incorporación de nuevas disciplinas para la presente temporada.

Según reza una nota de prensa remitida a los medios de comunicación, «el motivo era los inconvenientes que acarreaba el traslado de dos escuelas municipales de fútbol de menores desde el campo de arriba en la Escuela de  Gimnasia, al césped de la misma. Cientos de deportistas juntos casi diariamente, choque de intereses, choques de personas, espacio ahogado desde que el campo donde  antes jugaban al fútbol lo convirtieron en uno para la práctica del hockey».

En dicha reunión hubo miembros de clubes de atletismo como el San Ildefonso o el Club Atletismo Toledo, jueces de esta disciplina o representantes federativos, así como directivos del Club Rugby Toledo. En principio, no hubo presencia de responsables de la actividad de fútbol que desarrolla el Patronato Deportivo mediante sus escuelas.

En la misma nota se indica que «al final, creen que todo pasa por, primero, que el Ayuntamiento y el PDM clarifiquen cuál es el uso de la instalación, que distribuyan el espacio con criterios reales y realizables  y que recuerden que la pista siempre ha sido una instalación de uso preferente para el atletismo. Preguntan  qué sucede con las instalaciones que el PSOE, ahora responsable del Gobierno Municipal, hizo antes de las elecciones municipales con la construcción de dos nuevos campos».

Asimismo, se indica en el mismo escrito que «los afectados no quieren enfrentamientos con los deportistas, ello lo prueba la convivencia que ha habido durante más de dos décadas con el rugby, pero con lo que ahora sucede, rebasa lo imaginable». Por ello, esta misma misiva se le ha remitido a la concejalía de Deportes de la Ciudad Imperial, y a su titular Juan José Pérez del Pino, solicitándole una reunión para abordar la cuestión.

Atletismo y Rugby. Entre los asistentes a dicha reunión estuvieron los presidentes de algunos de los clubes más importantes de la ciudad. Tal es el caso, por ejemplo de Julián Martín, máximo mandatario del Club Atletismo Toledo, quien considera: «La pista está masificada y a veces los niños no pueden hacer diagonales por un espacio que ocupan los chicos del fútbol».

Prosigue el presidente del CAT explicando que serían necesarios «unos horarios que no hagan coincidir» a las distintas modalidades. Es más, Martín revela algunas situaciones que pueden llevar a conflicto entre los usuarios. «El otro día a un niño le dieron un pelotazo y en otra ocasión tiraron un balón fuera de la instalación», dice.

El máximo mandatario de la entidad amarilla también se refiere al campo de hockey de la Escuela de Gimnasia en sus declaraciones a este periódico. «Creo que nos estamos volviendo un poco señoritos, porque se dijo en su momento que en esa pista podían jugar perfectamente niños de 8 a 10 años sin problema», aduce. Eso sí, Martín manifiesta su «respeto a todos los deportes» y apuesta por buscar entre todos soluciones.

Por lo que se refiere al Club Rugby Toledo, otro de los colectivos que desarrollan su actividad en la pista de atletismo, su presidente Ricardo Martínez asistió también a la reunión convocada en la noche del jueves. «Estamos un poco descontentos con la situación al bajar las escuelas de fútbol del PDM a la pista de atletismo, cuando antes jugaban en el campo que ahora es de hockey», revela.  

Por dicha razón, asegura que se ha creado «una plataforma» para intentar «hablar con el concejal de Deportes». El motivo no es otro que «buscar una solución sin ánimo de presionar a nadie». Martínez también pone ejemplos de las complicaciones que tienen para desempeñar sus labores todos los clubes al mismo tiempo: «Hay días que nos ha tocado quedarnos con una cuarta parte del campo, siendo el resto para el fútbol». Además, indica que: «Llevamos muchísimos años estando allí el rubgby y el atletismo y nos hemos encontrado con el problema del fútbol de sopetón».

Ricardo Martínez ve más complicada la solución si sólo se atiende a un reparto diferente del tiempo y el espacio en la pista: «Es un problema de instalaciones más que de horarios; deben hacerse otros campos porque en este estamos a tope». Se espera que de esta iniciativa salga una propuesta de reunión con el concejal de Deportes para hallar una solución a la masificación de la pista.