Guadalajara es la provincia que más empleo recuperó

I. L. M. / Redacción
-
Guadalajara es la provincia que más empleo recuperó - Foto: Javier Pozo Peño

Guadalajara fue líder en creación de empleo en términos relativos durante la última década y, además, es la provincia española con mayor tasa de actividad

Guadalajara es la provincia española donde más creció el empleo en términos relativos desde los máximos registrados antes de la crisis. En concreto, hay 14.300 puestos de trabajo más que en su máximo del primer trimestre de 2008. Así lo revelaba la última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al último trimestre de 2018, y así lo analizan también medios de cobertura nacional como es el caso de El País y CincoDías. Junto con Guadalajara, Santa Cruz de Tenerife, Baleares, Málaga y Las Palmas, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, son el resto de provincias españolas que han recuperado todo el empleo perdido durante la crisis, es decir, desde el inicio de 2008. Según explican estas mismas fuentes, la provincia alcarreña, además de haber aumentado de manera significativa su población activa, estaría aprovechando el «efecto imán» de Madrid, tanto por las personas que viven en Guadalajara y trabajan en la provincia de Madrid como por la actividad económica ligada a la capital que se concentra en el Corredor del Henares.

De hecho, Guadalajara es también la provincia  que, en estos momentos, registra la mayor tasa de actividad de todo el país, un 67,85 por ciento según la última EPA del cuarto trimestre de 2018. No obstante, la tasa de paro no ha conseguido recuperarse y todavía sigue siendo más alta que en la precrisis. Mientras que en el primer trimestre de 2008, Guadalajara contaba con una tasa de desempleo del 6,86 por ciento, ahora este dato se sitúa en el 11,69 por ciento.

desaceleración. A pesar de la evolución positiva en la creación de empleo durante la última década, los resultados de la EPA del cuarto trimestre de 2018 revelan una ligera desaceleración para Guadalajara. Y es que la provincia alcarreña contabilizó 2.600 parados más de los que había 12 meses antes. En concreto, Guadalajara cerró 2018 con 16.600 personas en situación de desempleo (7.800 hombres y 8.800 mujeres), una cifra que contrasta con los 14.000 parados que existían a finales de 2017 (6.100 hombres y 7.900 mujeres). Así las cosas, la tasa de paro creció un 1,55 por ciento, pasando del 10,48 en 2017 al 11,69 por ciento en 2018. Se rompe así la tendencia de los anteriores trimestres, cuando la EPA venía ofreciendo en Guadalajara un balance interanual positivo en este apartado. En este último trimestre del año la tasa de paro entre los hombre fue del 10,14 por ciento mientras que entre las mujeres llegó al 13,52. En 2017 era del 8,3 y del 13,11, respectivamente. No obstante, Guadalajara continúa siendo la provincia de Castilla Mancha con menor tasa de paro, situándose en niveles inferiores de la media regional (16,16%) e incluso de la media nacional (14,45 por ciento).

La última EPA también arroja cifras ascendentes en materia de ocupación con respecto al año anterior. Mientras que a finales de 2018 el número de personas ocupadas ascendía a 125.200 en la provincia; al cierre de 2017 esta cifra  era de 119.400, lo que supone un crecimiento del 1,63 por ciento. Por sexos, hay que señalar que el 69 por de los hombres guadalajareños están ocupados frente al 66,8 por ciento que había en esta misma situación hace un año. Entre las mujeres, la ocupación también aumentó, pasando del 52,6 por ciento de 2017 al 56,3 por ciento de 2018. Por sectores, destaca la actividad en Servicios (95.900 personas), Industria (16.500), Construcción (10.300) y Agricultura (2.600).

valoraciones. Los resultados de la última EPA fueron valorados por los distintos agentes sociales y económicos de la región. UGT y CC.OO. quisieron de la «cara b» de estas cifras ya que de su análisis se desprende la consolidación en Castilla-La Mancha de problemas como la temporalidad y la parcialidad del empleo y, sobre todo, la caía en picado de un sector vital como es la Industria. Para el secretario general de la UGT, Carlos Pedrosa, «está claro que la Industria no es un sector por el que se apueste en nuestra comunidad». «No es buena noticia que el empleo fijo y de mayor calidad se desplome en industria y sean servicios y construcción los que tiren de las cifras», lamentó. Desde CCOO, María Ángeles Castellanos apuntaba también su preocupación en este sentido. Como denunció, en la Industria se han destruido «más de 1.000 trabajos en el último año» en Castilla-La Mancha. Frente a esto, advirtió del repunte del sector del ladrillo. A su juicio, estos datos podrían estar avanzando el inicio de «una nueva burbuja».

Por su parte, la portavoz del grupo parlamentario socialista, Blanca Fernández, se mostró contenta y satisfecha de los datos de la EPA y celebró que «Castilla-La Mancha en 2018 ha sido la región de España que más empleo ha generado» y que trimestre a trimestre, según la encuesta, «siga aumentando la ocupación».