Vuelven las máquinas 1.550 días después

I. G. Villota /LT / TOLEDO
-
Los técnicos del Ayuntamiento daban luz verde al proyecto de ejecución el viernes, cuando ya se podía ver a operarios realizando trabajos previos. Hoy será el 'acto oficial' con Page y Tolón. / - Foto: Víctor Ballesteros

Tras más de cuatro años y tres meses paradas, hoy se retoman las obras del Hospital Universitario de Toledo que contará con 800 camas y una superficie construida de 23.000 metros cuadrados

Si nada se tuerce, una de las historias interminables de Toledo tendrá final feliz. Tras más de cuatro años y tres meses paradas, hoy se retoman las obras del Hospital Universitario de Toledo que contará con 800 camas y una superficie construida de 23.000 metros cuadrados. Las máquinas  vuelven a los terrenos del Polígono unos 1.550 después de que el Gobierno del PP decidiese su paralización al comienzo de la pasada legislatura para repensar y redimensionar la infraestructura sin que los trabajos se volviesen a poner en marcha.
 Los técnicos municipales de la Concejalía de Urbanismo daban el viernes pasado el visto bueno al proyecto de ejecución ajustado al último plan funcional. De manera contrarreloj puesto que la documentación entraba en el Ayuntamiento capitalino dos días antes.
Desde ese momento, la empresa adjudicataria tenía luz verde para meter las máquinas y ese mismo día se podía ver a varios operarios realizando trabajos previos, como la instalación del nuevo cartel de obra o la  limpieza en el interior de la parcela.
Pero será hoy cuando la actividad vuelva con el ‘acto oficial’, cumpliendo la última fecha ofrecida el pasado día 1 por el presidente autonómico, Emiliano García-Page, quien visitará esta mañana la zona acompañado por la alcaldesa , Milagros Tolón.

Esqueleto. Ambos comprobarán el grado de ejecución actual. La estructura, es decir, el esqueleto de cuatro de los ocho edificios está al 100%, en concreto del administrativo, el de consultas externas y oncología, los laboratorios y el de rayos, la UCMA y UCEs y el de Urgencias al 99%. El de hospitalización se encuentra al 61%, el de hospital de día al 80% y el edificio industrial solo al 5%.
La Junta calcula que la puesta en marcha del hospital puede ser una realidad en treinta meses. Las obras en sí durarán dieciocho, pero luego habrá que hacer el montaje.
 Se ha ampliado en 6.000 metros cuadrados el antiguo proyecto del PP. Y es que, el primer proyecto del hospital data de 2005 y fue presentado por el socialista José María Barreda. Las obras empezaron en 2006 y se paralizaron a finales de 2011 por el Ejecutivo ‘popular’. En estos once años se han presentado tres planes funcionales y las obras se han adjudicado dos veces tras varios procesos judiciales.
El nuevo hospital ampliará la UCI a dos plantas e incorporará servicios que no estaban previstos como fecundación in vitro, litotricia, cirugía de traumatología, rehabilitación cardíaca, la unidad vascular, la unidad de ictus o la unidad de patología mamaria.

 

EN NÚMEROS

30. Puesta en marcha. La Junta calcula que la puesta en marcha del hospital puede ser una realidad en treinta meses. Las obras en sí durarán dieciocho, pero luego habrá que hacer el montaje.
300. Presupuesto. El coste total de la infraestructura será de trescientos millones de euros, incluida la obra y la dotación interna de maquinaria.
800. Camas. El nuevo hospital traerá a Toledo ochocientas camas, con lo que, sumado a otros centros, el Complejo Hospitalario de la ciudad superará el millar. Es importante que aproximadamente la mitad de las habitaciones serán individuales, y el resto compartidas.

6.000. Ampliación. El nuevo proyecto se seis mil metros mayor que el dejado por el Ejecutivo de Cospedal. Hay que tener en cuenta que la ley sólo permite una modificación de un diez por ciento, y es lo que ha hecho la Junta. El hospital tendrá un quinto ‘dedo’ de las alas de funcionamiento.

Nuevos servicios. La infraestructura incorpora servicios que inicialmente no estaban previstos en el hospital, como fecundación in vitro, litotricia, cirugía de traumatología, rehabilitación cardíaca, la unidad vascular, la unidad de ictus o la unidad de patología mamaria.

Párking subterráneo. El aparcamiento será subterráneo y en principio está previsto que sea de pago, como en otros centros de Castilla-La Mancha. La gestión de un parking, apunta Leal, y más si es subterráneo, tiene un coste y «en principio, hoy por hoy, no nos hemos planteado financiarlo desde la Sanidad».

Más laboratorios. La idea es hacer una gran ampliación del área de laboratorios, que eran escasos, con un modelo integrador, que permite integrar nuevas áreas en el futuro.

Centro especialidades. El centro de especialidades mantiene las consultas generales, las primeras de acceso y las que se puedan mantener de alta resolución, mientras que en el nuevo centro se instalarán en primer lugar las más específicas, que requieren más equipamiento y necesiten estas al lado de otras áreas en el mismo proceso asistencial.