La Junta calcula que sacará 50 nuevas licencias de farmacia

L.G.E.
-

El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a un decreto de planificación farmacéutica que dará más puntos a los establecimientos que quieran abrirse en pueblos pequeños y garantiza la presencia del farmacéutico

La Junta calcula que sacará 50 nuevas licencias de farmacia

La Junta prescribe que haya más farmacias en Castilla-La Mancha. El portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, desveló esta mañana que el último concurso de adjudicación de nuevas oficinas se hizo hace más de una década. «Desde 2007 no se ha autorizado ninguna nueva oficina de farmacia en toda la comunidad autónoma», expuso, «imagínense cómo de distinta hoy es la realidad».
El Gobierno regional tiene ya un cálculo de cuantas nuevas licencias de farmacia podría sacar. Según adelantó el portavoz, podrían estar alrededor de las cincuenta. Pero antes de llegar a la convocatoria, lo que ha hecho esta semana el Consejo de Gobierno ha sido aprobar el decreto de Planificación Farmacéutica, en el que también se incluyen los requisitos para el personal y las autorizaciones de oficinas y botiquines.
Hernando confirmó que para este proceso de adjudicación de farmacias «tendrán más puntuación aquellos proyectos que se presenten en zonas rurales, en pequeños municipios». Seguirá, por tanto, la filosofía de decretos que también se han aprobado recientemente, como el de estaciones de ITV, para las que también se da prioridad a las zonas con menos densidad de población. «Hay que premiar que no vayamos solamente a lo fácil, que es poner una farmacia en la Avenida de España en Albacete», comentó.
¿Cómo se priorizan esos proyectos en zonas rurales? Hernando explicó que el decreto da más puntuación a quienes ejercen la profesión farmacéutica a núcleos inferiores a los 750 habitantes. A la hora de adscribir botiquines en municipios donde no hay farmacia, se tendrá en cuenta el establecimiento de la zona que esté ubicado en el núcleo con menor población.
No quieren negocios especulativos. Otra de las novedades del decreto se dirige a las funciones que tiene el titular de la farmacia y los auxiliares, que son aquellas personas que tienen un título de Formación Profesional de Técnico de Farmacia o Parafarmacia o equivalentes. Se especifica las labores que pueden desempeñar los auxiliares «bajo la supervisión del farmacéutico».
Hernando subrayó esta exigencia con la que llega el decreto. Cree que ayudará «a que no haya gente que sea titular de la farmacia y que no pase por allí nunca». Apunta que es un buen mecanismo para evitar que este servicio sanitario pueda tener tintes de negocio «especulativo» en algún caso concreto.  
Además la Junta quiere aprovechar este decreto para eliminar papeleo. Hernando apuntó que se suprime la necesidad de presentar determinada documentación como pueden ser determinados títulos o documentos de identidad porque «ya obran en poder de la Administración».