Los cines toledanos recaudaron más de 5,2 millones en 2018

M.G. / TOLEDO
-

El anuario de la SGAE refleja una pérdida de 81.000 euros de taquilla respecto a 2017. Se mantiene el número de cines y las 40 salas en la provincia. El gasto es de 1,4 entradas por habitante

Los cines toledanos recaudaron más de 5,2 millones en 2018

«El cine no es un arte que filma la vida, el cine está entre el arte y la vida». La curiosa reflexión del cineasta vanguardista Jean Luc Godard da muestras de la importancia del séptimo arte y de la necesidad de continuar llenando salas a pesar de las dificultades económicas, la fuerte competencia de las plataformas digitales y la piratería.
El sector aguanta en líneas generales y las producciones nacionales copan el 17,5% de la cuota de pantalla, pero se advierte una bajada del 2% en la recaudación y en el número de espectadores en 2018 respecto a 2017, según detalla el Anuario de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisualesde 2019 elaborado por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), publicado a mediados del mes de octubre. 
Las cifras en el sector no reflejan grandes caídas a pesar de la crisis permanente de la industria. Los cines en la provincia de Toledo obtuvieron una recaudación de 5.208.934 millones de euros en 2018, que se traduce en un 0,9%de la recaudación total en España, que fue de poco más de 579 millones de euros. El dato puede ofrecer varias lecturas, el estancamiento del sector, puesto que se observa una pérdida de 81.000 euros respecto a 2017, pero también puede mostrar  que los años de la crisis quedaron atrás y la industria mantiene su peso y remonta poco a poco, ya que en 2015, por ejemplo, la recaudación de las salas toledanas sumó 4,9 millones de euros, unos 300.000 euros menos ese año.
La provincia de Toledo dispone de ocho cines y de 40 pantallas. El número no es muy significativo si se compara con el de otras provincias, pero indica que el cierre de salas frenó en 2015 tras años de pérdidas, puesto que en 2013 había 11 cines en la provincia y 41 salas de proyección. El anuario añade que hubo un total de 959.345 espectadores, una media de 23.983 por pantalla. Por tanto, el sector redujo sus ventas en 17.319 entradas  menos respecto a 2017, lo que supone una bajada de cerca del 1%. 
Aún así, Toledo sigue siendo la provincia más cinéfila de Castilla-La Mancha con diferencia. Le sigue Ciudad Real, con 831.123 espectadores en 2018;Albacete, con 560.864;Guadalajara, con 404.615 y Cuenca, que vendió ese año 160.467 entradas a sus salas. 
El anuario de la SGAEseñala que la merma en la recaudación de 2018 se suma a la ocurrida también en 2017 a pesar de que se estrenaron más producciones que otros años. Si bien, los expertos en el sector echan en falta las cifras de años atrás y consideran imposible ya que vuelvan esos tiempos mejores en los que la recaudación supere los 600 millones de euros anuales en España y las salas se llenen con 141 millones de espectadores. 
Quizá la mejor reflexión la haya aportado recientemente el presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, al afirmar que las salas de cine se han convertido «en un reducto para la minoría», pero el sector se ha diversificado y está ofreciendo nuevas oportunidades laborales gracias a la gran cantidad de plataformas digitales, otra nueva manera de consumir cine y buena parte del que se produce en nuestro país. El sector habla incluso de que se podrían crear más de 18.000 puestos de trabajo hasta el año 2022. 
películas y sesiones. El año 2018 dejó 900,9 sesiones por pantalla en los cines de la provincia de Toledo. Muchos de ellos disfrutaron con la producción norteamericana ‘Jurassic World: el reino caído’, que consiguió una recaudación de 23,9 millones de euros y casi 3,9 millones de espectadores en España. Pero también otros muchos toledanos no quisieron perderse películas españolas tan taquilleras como ‘Campeones’,  cuya recaudación superó los 18 millones de euros, ‘Superlópez’, ‘El mejor verano de mi vida’, ‘Perfectos desconocidos’ y ‘La Tribu’.
Las salas toledanas llevaron a cabo 36.036 sesiones a lo largo del año, es decir, 900,1 proyecciones por pantalla, una cifra que indica una caída del 11,3% respecto al año anterior, con una media de 23,5 espectadores por sesión, a un coste medio por entrada de 5,4 euros de media, aunque en Toledo capital es más caro, 7,90 euros por una entrada normal, que en otros municipios de la provincia. Aún así, la tarifa por ir al cine es más barata que en otras provincias de la región,ya que en Ciudad Real se paga 9,47 euros de media por entrada. Y lo mismo ocurre en las grandes capitales como Madrid, con 6,63 euros de media. 
El consumo de entradas es bastante pobre en Toledo, un 1,4 entradas por habitante, sobre todo, si se compara de nuevo con Madrid, con 2,9 entradas por habitante. Con todo, sale bastante bien parada si se toma como referencia Cuenca, una provincia en la que no se alcanza una entrada por habitante.
La magia del séptimo arte continuará existiendo si se siguen apagando las luces de la sala para disfrutar del cine en gran formato, una forma de entretenimiento que no tiene rival a pesar de que  las plataformas digitales ofrezcan buenas películas y a buen precio sin salir de casa.