El caudal mínimo ecológico del Tajo debería ser de 25 m3/sg

Leticia G. Colao
-

Actualmente los caudales 'legales' en Talavera son de 10 metros cúbicos por segundo y a veces «no se cumplen». La aplicación de la sentencia del Supremo puede retrasarse hasta diciembre de 2021

El caudal mínimo ecológico del Tajo debería ser de 25 m3/sg

Los caudales mínimos ecológicos de los que carece el Tajo en Aranjuez, Toledo y Talavera suponen la gran victoria de la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche y del resto de colectivos de la Red del Tajo personados ante el Tribunal Supremo, que el pasado mes de marzo y por este motivo, anuló el Plan Hidrológico del Tajo. Sin embargo, casi un año después, siguen sin publicarse y sin saber cuáles serán los criterios que adopte el Ministerio de Transición Ecológica con su publicación en el Esquema de Temas Importantes (ETI), también con retraso.
Miguel Ángel Sánchez, presidente de la Plataforma del Tajo en Talavera, considera que en la ciudad este caudal ecológico debería rondar los 25 metros cúbicos por segundo, cifras defendidas en la Unión Europea y ante el Alto Tribunal. Y será el «mínimo que jamás, ni siquiera en el día más seco del año, se tiene que rebasar por debajo». Estos caudales parten de los estudios de estimación de caudales ecológicos realizados por el biólogo Domingo Baeza Sanz para los colectivos de la Red del Tajo, donde también recoge el agua que debería circular por Aranjuez y por Toledo.
Es bastante más que los caudales ‘legales’, que no mínimos ni ecológicos, que circulan actualmente por estos tres puntos del río (Aranjuez 6 metros cúbicos por segundo; 10 para Toledo y Talavera), que en muchas ocasiones ni se cumplen.  
Pero aunque los caudales mínimos ecológicos protagonizan las peticiones y la sentencia del Supremo, son solo una de las tres ‘patas’  que conforman el régimen de caudales exigido por el colectivo talaverano. El existente, explica Sánchez, «choca frontalmente con lo que se ha establecido en la legislación actual». Así, también deben registrarse las tasas de cambio, que es la cantidad de agua que tienen que soltar las presas para que no haya destrozos en el lecho de los ríos y los peces puedan seguir en su hábitat natural; y las crecidas, que deben reproducir la dinámica natural de las aguas.
Sánchez explica que las tasas de cambio son un criterio sin relevancia en el Tajo a la altura de Talavera; no así las crecidas, que deben ser «importantes» y llegar al menos a 1.000 metros cúbicos por segundo un par de veces al año, «para mantener la dinámica natural de la que ha carecido en los últimos 40 años».  Este agua de las crecidas debe proceder no solo del Alberche sino fundamentalmente de la cabecera del Tajo.
Sánchez defiende que son caudales estudiados, los que los peritos de la Plataforma han defendido ante el Supremo y los mismos que, según ha podido saber, también valora el Gobierno central.
retraso hasta diciembre 2021. Se retrasa la aplicación de la sentencia del Alto Tribunal que da la razón a la Red del Tajo y que pide caudales ecológicos mínimos, y así seguirá al menos hasta diciembre de 2021. Según explica el presidente de la Plataforma talaverana, Ministerio y Tribunal Supremo acordaron que la sentencia se hiciera efectiva con el nuevo Plan de Cuenca, que debe estar vigente en esta fecha.
Así se explicó igualmente en la consulta de aplicación de sentencia entre los abogados del colectivo, los de la Junta y los del Ministerio de Transición Ecológica, donde «dijeron que era lo más rápido posible dentro del proceso de planeamiento nacional». Así, Sánchez explica que hay que tener en cuenta que esta sentencia no solo afecta al Tajo en Aranjuez, Toledo y Talavera sino a todos los ríos de España, y de aplicarse «a las bravas», daría paso a muchos recursos por parte de los afectados más poderosos, regantes y empresas hidroeléctricas, que pedirían compensaciones importantes ante las variaciones en las concesiones. Asimismo, Sánchez recuerda que la ministra del área, Teresa Ribera, les explicó en un encuentro en el Ministerio, que "el trasvase no se acabaría hasta que no estuvieran satisfechas todas las soluciones de infraestrfucturas de abastecimiento en el Levante, para poblcaión y regadío", especialmente con la alternativa de las desaladoras.
Se ha dado este margen, que también puede retrasarse, añade, «para que los caudales ecológicos se fijen en la legislación española de acuerdo al cauce legal establecido conforme a la directiva europea».