'Cuerpo de nube' como elogio de la fragilidad

Á. de la Paz
-
‘Cuerpo de nube’ como elogio de la fragilidad - Foto: Ví­ctor Ballesteros

El Museo de Santa Cruz exhibe una muestra de treinta esculturas del artista contemporáneo Antonio Crespo Foix, un recorrido por «lo evanescente y etéreo» realizado con materiales ligeros que representan el cielo

El escultor Antonio Crespo Foix (Valdepeñas, 1953) exhibe hasta el 10 de marzo en el toledano Museo de Santa Cruz una selección de una treintena de sus obras. El ciudadrealeño alude a las piezas escogidas como «metáfora de la presencia física y poética» en su expresión. El paseo propuesto «es una propuesta personal y cuidada», elegida por el propio autor sin el deseo de convertirlo en «cronología ni antología». Hay mucho de azar en la retrospectiva presentada, «representativa de una vida artística» ligada al arte contemporáneo y la levedad. Crespo trasciende, aunque los materiales que emplea sean ligeros e ingrávidos.
La idea de lo incorpóreo sobrevuela la obra del autor. «La escultura se piensa como algo sólido y compacto, pero yo trabajo en un sentido completamente contrario: utilizo lo etéreo», explica Crespo. Vuelve sobre los calificativos relativos a lo grácil. «Trabajo la idea de la fragilidad y lo evanescente», dice mientras rechaza tener una narrativa unívoca que pueda explicar su conjunto artístico de décadas. Toma materiales muy livianos: «alambres, alfileres y elementos vegetales que a veces recojo en el campo, como vilano, cañamo, esparto, bambú u olivo», enumera. Cuerpo de nube exhibe nombres relacionados con el aire. Así están bautizadas buena parte de las esculturas que Crespo ha traído hasta la ciudad del Tajo. La más vetusta data del año 2003, la más reciente tiene apenas unas horas.
El director del Museo de Santa Cruz, Fernando Fontes, y el viceconsejero de Cultura, Jesús Carrascosa, arroparon la inauguración de la muestra. Fontes lamentó la escasa presencia del artista en el circuito castellano-manchego. «Debería ser más conocido en su tierra de lo que lo es», indicó. En el resto de España y en Europa sí alcanza ese grado de imprescindible entre los escultores contemporáneos. 
«Es capaz de crear esa atmósfera tan sublime a través de su obra que parece como si fuésemos en un avión entre el cielo», apuntó Carrascosa en referencia a la muestra expuesta. El viceconsejero celebró «la sutileza y la delicadeza» del artista y llamó a convertir su legado vivo «en parte de nuestro acervo cultural». El responsable de la administración regional de Educación, Cultura y Deportes ratificó su apuesta por el arte actual y por los artistas contemporáneos locales.

‘Cuerpo de nube’ como elogio de la fragilidad Ví­ctor Ballesteros
‘Cuerpo de nube’ como elogio de la fragilidad - Foto: Ví­ctor Ballesteros