El Archivo Municipal, a la cabeza en volumen de resultados en Internet

ademingo@diariolatribuna.com
-

Los esfuerzos de difusión realizados por el equipo de Mariano García Ruipérez a través de la página web están dando sus frutos. «Lo que no se conoce, es como si no existiera»

El Archivo Municipal, a la cabeza en volumen de resultados en Internet - Foto: Yolanda Lancha

Los esfuerzos que el Archivo Municipal de Toledo realiza desde hace años para difundir sus contenidos a través de Internet están dando sus frutos. La institución que coordina Mariano García Ruipérez, quien ayer ofreció una conferencia sobre la profesión del archivero organizada por la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, está situada a la cabeza de los archivos municipales españoles en volumen de resultados en los buscadores de Internet. En otras palabras: aparecen 48.900 referencias cuando alguien teclea «Archivo Municipal de Toledo» en Google, una cantidad, apuntó García Ruipérez, «muy superior en comparación con los archivos de otras ciudades históricas, algunas bastante superiores en número de población y recursos». Aunque superado por las 53.300 referencias que suma el potente Archivo Municipal de Sevilla, el servicio toledano se mantiene a considerable distancia de los archivos de Santiago de Compostela y de Granada (26.500 y 23.300 resultados, respectivamente), así como los que obtienen ciudades tan ricas en historia y patrimonio como Tarragona (3.520) y Soria (6.640).

«Nos alegra enormemente estar acertando con la difusión del patrimonio de esta ciudad, algo que además es público y gratuito. Lo que no se conoce no existe, o es como si no existiera, lo cual es todavía peor», añadió el archivero municipal. Cuando García Ruipérez se incorporó al Ayuntamiento de Toledo eran varias las metas a batir: un edificio para el Archivo, un reglamento que regulase las tareas de los archiveros, una línea de publicaciones y apostar por la profesionalización del personal. «Todo esto se ha ido consiguiendo con los años, pero no podemos detenernos. Nuestro objetivo, por lo tanto, es seguir apostando por la difusión aparte de continuar con las tareas de organización y descripción». No en vano, continuó, «si los recursos disponibles fueran ilimitados el Archivo Municipal de Toledo permitiría trabajar a la vez a más de cincuenta técnicos durante muchos años. Muchos».

García Ruipérez insistió en que el trabajo realizado en un archivo como el toledano no es producto de una sola persona, sino el resultado de un equipo. Un grupo de trabajadores cuyo número no ha crecido a pesar de la mayor complejidad del día a día. «Cuando llegué a Toledo como archivero me encontré con cuatro personas y unos fondos concentrados en alrededor de 5.000 cajas. Hoy, muchos años después, el volumen de documentación está próximo a alcanzar las 20.000 cajas. Se ha multiplicado por tres, pero el número de trabajadores sigue siendo el mismo».

Durante la charla que ayer impartió en la Biblioteca, Mariano García Ruipérez habló de sus predecesores y de las herramientas al alcance de los investigadores, «que tienen todavía mucho que explotar aquí», y proyectó medio centenar de documentos importantes «para que los toledanos se sientan orgullosos de su patrimonio».