La OMIC recuperó casi 270.000 euros en reclamaciones en 2018

Redacción
-

La Oficina Municipal de Información al Consumidor de Toledo organiza una charla el lunes 18 en el centro Juan Pablo II dirigida a los alumnos de marketing digital para que protejan su información privada y compren con garantías a través de Internet

Charla para que tus compras sean seguras en Internet

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) recuperó para los ciudadanos que confiaron en este servicio casi 270.000 euros en reclamaciones el año pasado. Tramitó un total de 524 reclamaciones  y casi 3.800 consultas en 2018, por vía telefónica, telemática y presencial, según los datos ofrecidos ayer por el Ayuntamiento de Toledo.
La concejala de Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz, y la técnico de Consumo del Consistorio, Ana Isabel de la Fuente, explicaron ayer las acciones que desarrolla la oficina con motivo del Día Mundial de los Derechos del Consumidor, que se celebra el 15 de marzo.
Este servicio también ha realizado en los últimos años campañas en relación a las hojas de reclamaciones a las empresas de la ciudad, ya que como han señalado constituyen un mecanismo sencillo y eficaz para alcanzar acuerdos amistosos entre consumidores y empresas, distribuyéndose en los tres últimos años un total de 483 hojas de reclamaciones, incluyéndose el reparto de las mismas en los mercadillos municipales del martes, sábado y mercadillos ocasionales como el Mercado Medieval.
En los meses de enero y febrero del presente año, la OMIC de la capital ya ha atendido a más de 900 personas, siendo este hecho un dato interesante, que demuestra que es un servicio cada vez más demandado por los consumidores en la defensa de sus derechos en materia de consumo.

La OMIC organiza una charla el lunes 18 en el centro Juan Pablo II dirigida a los alumnos de marketing digital para que protejan su información privada y compren con garantías a través de Internet.
La técnico de Consumo del Ayuntamiento de Toledo, Ana Isabel de al Fuente, destaca la importancia de concienciar sobre el uso de Internet a los jóvenes, el sector más proclive al uso del comercio electrónico, así como el que más sufre las consecuencias de no realizar compras seguras.
Esta iniciativa se enmarcha en el Día Mundial de los Derechos del Consumidor que se celebró ayer