Todos los grupos piden unidad pero no se ponen de acuerdo

J.S.
-

La oposición reclama un órgano ejecutivo en el que poder tomar «decisiones entre todos» y el equipo de Gobierno ofrece una mesa de trabajo de carácter informativo. Tolón firma hoy con los agentes sociales y la UCLM la renovación del pacto por Toledo

Todos los grupos piden unidad pero no se ponen de acuerdo

Llamamientos a la unidad, a la cooperación  y a la colaboración entre todos los grupos municipales para minimizar los efectos de la crisis sanitaria, económica y social generada por el coronavirus. Ese fue el mensaje más repetido durante la celebración del Pleno extraordinario cuya convocatoria fue forzada por los concejales del Partido Popular y de Vox. Es cierto que hubo buenas palabras, pero también reproches y críticas personales. Es decir, nada que haga presagiar que vaya a haber unidad de acción. Como dice el refrán español ‘Dime de lo que presumes y te diré de los que careces’.
El que mejor resumió lo que ayer se escenificó en el segundo de los  plenos que ayer se celebraron en el Ayuntamiento de Toledo fue el portavoz de Unidas Podemos, José María Fernández. «Todos estamos de acuerdo en la necesidad de tirar del  carro, pero lo que nos compartimos es la forma de tirar».  Esa forma de tirar se consigue «haciendo política y nosotros, por ejemplo, no estamos de acuerdo en realizar rebajas fiscales masivas».
Los portavoces de los distintos grupos se oyeron unos a otros durante sus dos intervenciones de cinco minutos pero no se escucharon. Gráficamente lo explicó muy bien el portavoz de Ciudadanos, Esteban Paños. «No estoy contento. Los ciudadanos nos piden unidad y no vamos por la buena línea», subrayó Paños, que se preguntó de forma retórica si de verdad eran necesarios dos plenos. «Para qué se celebran? ¿Para que el gobierno diga que todo se ha hecho bien?; ¿para que la oposición afirme que todo ha sido un desastre».
Desde su punto de vista hubiera bastado con la celebración de un solo Pleno con un único punto en el orden del día: la constitución de un foro municipal con entidad jurídica propia del que pudiera salir un Pacto para la Reconstrucción de Toledo. «Es hora se sumar porque necesitamos una salida sólida».
Tanto Ciudadanos como el partido Popular y Vox piden al gobierno ‘cogobernanza’, es decir, participar, junto con los colectivos de la ciudad en la toma de decisiones y el equipo de Gobierno sólo les ofrece una mesa de trabajo informativa sin capacidad ejecutiva.
«Hay que empezar a tomar las decisiones entre todos», aseguró la portavoz del PP, Claudia Alonso, que afeó al equipo de Gobierno que apele a la lealtad como un «mantra» cuando lo único que busca es un «acto de fe».
Txema Fernández comparte con el «equipo de Gobierno municipal no puede hacer este camino en solitario», ya que debe contar con los vecinos, con los agentes sociales y, por supuesto, con los grupos. «El acuerdo debe ser un acuerdo de ciudad», señaló, pero también advirtió que es el «gobierno el que tiene que gobernar».
El concejal no adscrito, Luis Miguel Núñez, fue el que estuvo más complaciente con el equipo de Gobierno demostrando que cada vez más gira en torno a su órbita. En este sentido, quiso defender al equipo de Gobierno puesto que aseguró que ha estado informado en todo momento de las decisiones que ha ido tomando el equipo de Gobierno y que se ha sentido «útil con sus aportaciones». Además ha recordado a Claudia Alonso, para alegría del vicealcalde José Pablo Sabrido, que no paraba de asentir con la cabeza, que en la Junta de portavoces se acordó que no se celebrarían plenos en los meses de marzo y abril a o ser que surgieran temas que por su urgencia no podían esperar.
En este punto, la portavoz del PSOE, Noelia de la Cruz, acusó a su homóloga del PP de «faltar a la verdad, de mentir y de manipular» y de hasta «publicitar como propias medidas adoptadas por el consenso de los grupos».
«Usted considera que un acuerdo no existe si una de las partes no lo firma. Un acuerdo tomado por la mayoría es un acuerdo aunque no le guste. Si no le entiende demuestra una mala salud democrática», subrayó Noelia de la Cruz, que enumeró las medidas tomadas en la ciudad incluso dos días antes de la declaración del Estado de Alarma.
De la Cruz aprovechó su intervención también para pedir al resto de grupos políticos «unidad frente a la deslealtad» y ofrecer un plan de reactivación con un «enfoque integrador» y adoptando medidas «flexibles e innovadoras que nos permitan salir a todos juntos de la crisis».