Nuevos reyes en la Reconquista

Sergio Miguel
-
Nuevos reyes en la Reconquista - Foto: Cristina Gómez

Álvaro Martín y Lorena Luaces entran en el palmarés de la Espada Toledana al adjudicarse la XXV edición de la prueba de marcha

La Reconquista tiene nuevos reyes. La avenida toledana vio coronarse en la tarde de ayer a Álvaro Martín y Lorena Luaces como nuevos triunfadores de la prueba de marcha de la Espada Toledana, en detrimento de Luis Manuel Corchete y Ainhoa Pinedo, vencedores el ejercicio anterior y que en esta ocasión se tuvieron que conformar ambos con la segunda posición.
En las Bodas de Plata de la disciplina de marcha atlética de la prueba toledana, el cambio de horario no impidió que muchos aficionados al deporte se acercaran hasta la avenida toledana para presenciar la competición. Y en la categoría masculina, pudieron disfrutar de un bonito pulso entre el presente y el feliz porvenir.
El joven Álvaro Martín Uriol se puso desde el principio en cabeza, vigilando que nadie se escapara de un grupo que empezaba a perder efectivos al ritmo marcado por Juan Porras. Corchete, mientras tanto, se mantenía a la expectativa, sin perder comba, pero sabedor que su fondo sólo podría darle opciones de triunfo al final.
Poco a poco se fueron quedando unidades de la locomotora y, a cuatro vueltas del final, sólo resistían en la parte delantera nueve marchadores. El tiempo se empezaba a agotar y a Álvaro Martín se le quitó el miedo a ceder por culpa de un desfallecimiento, por lo que decidió desatar su ataque a tres giros de la llegada.
El extremeño conquistó unos metros muy importantes que, a pesar de todo, no le garantizaban todavía poder llevarse el triunfo. La razón es que por detrás seguían su estela muy de cerca unos perseguidores entre los que Corchete seguía sin tomar la responsabilidad de iniciar la caza.
Ante la nula reacción del resto de integrantes del grupo principal y al comprobar que Álvaro Martín no aflojaba en su intento de escapada, a Corchete no le quedó más remedio que lanzarse a por el líder. Restaban sólo dos vueltas y le iba a costar dar caza a un atleta que, a pesar de encontrarse todavía en edad júnior, pulverizó el récord de los 20 kilómetros de su categoría el ejercicio pasado para adjudicarse un pasaporte a los Juegos de Londres.
A pesar de sufrir una amonestación a falta de dos giros, por detrás sólo quedaban cuatro unidades en un grupo que ya caminaba deshilachado. Corchete no conseguía reducir la escasa diferencia de segundos respecto al líder y a Álvaro Martín sólo le separaba una vuelta del triunfo.
Al extremeño no le tembló el pulso y acabó cruzando la meta con un tiempo de 20:20, suficiente para imponerse por tres escasos segundos a Corchete, quien se tuvo que conformar con acompañar al vencedor en el podio junto a José Ignacio Díaz.
Al finalizar la carrera, Álvaro Martín se mostró satisfecho de su triunfo en la Espada Toledana, «una prueba muy bonita y en la que había mucho nivel este año». Eso sí, reconoció que en el momento de dar el tirón definitivo «sabía que tenía fuerzas para aguantar hasta el final, porque sólo quedaba la mitad de la carrera y podía resistir que recortaran algo de diferencia». Respecto a sus rivales, admite que la longitud prevista, de sólo cinco kilómetros, jugó en contra de hombres como Luis Manuel Corchete, «acostumbrado a hacer cincuenta».

Cambio de reina. En la prueba femenina, la corona también cambió de manos. Aunque Ainhoa Pinedo partía como una de las favoritas, tras llevarse las dos últimas ediciones, Lorena Luaces demostró su fortaleza al apuntarse el pulso que ambas ofrecieron en la avenida de la Reconquista.
Las dos se vieron superiores desde el comienzo y marcaron un ritmo inalcanzable para sus contrincantes. Así, cuando faltaban cuatro vueltas para el final, ambas ya se habían distanciado de sus rivales, donde quienes habían intentado seguirlas empezaban a pagar el exceso de ambición.
Mediada la carrera, sin necesidad de provocar un violento cambio de ritmo, Luaces consiguió abrir una pequeña brecha sobre Pinedo, que sufría para no perder de vista a la gallega. Sin embargo, su marchar no pudo con las zancadas alegres de la líder de la carrera, que entró agradeciendo el apoyo del público en la meta con un registro final de 23:22.
La atleta de Orense se mostró muy satisfecha tras lograr el triunfo en un circuito que le pareció «espectacular, donde aproveché la cuesta arriba porque vengo de entrenar la fuerza». Luaces confesó que «me he visto muy bien desde el principio, pero he estado pendiente de Pinedo toda la prueba porque la tengo mucho respeto».
Precisamente, con Pinedo obligada a conformarse con la segunda posición, por detrás la pelea por el podio ofreció un bonito espectáculo. En este caso, el pulso lo protagonizaron Sara Alonso y Laura García-Caro. Esta última, que no se obcecó con el ritmo de Luaces, encontró fuerzas al final para subirse al tercer escalón del cajón.

  Cristina Gómez
- Foto: Cristina Gómez