Urbanismo preguntará si Talavera necesita un nuevo POM

Leticia G. Colao
-

El concejal de Planificación Urbana, José Antonio Carrillo, explica que los técnicos trabajarán igualmente en analizar el documento y las necesidades de la ciudad y asegura más agilidad

Urbanismo preguntará si Talavera necesita un nuevo POM

José Antonio Carrillo, concejal de Planificación Urbana y Accesibilidad del Ayuntamiento talaverano, tiene en el Plan de Ordenación Municipal uno de los principales retos de la legislatura recién iniciada. Aprobado en 2010, con otras condiciones urbanísticas y económicas muy diferentes a las actuales, el documento necesita mejoras o, si es necesario, incluso la redacción de uno nuevo.
En declaraciones a La Tribuna, Carrillo asegura que iniciarán en breve un análisis de lo que existe en el actual POM y de lo que la ciudad necesita, y lo harán en una doble vertiente, la de consulta con los agentes sociales y económicos, y el estudio que llevarán a cabo los técnicos municipales. A partir de ahí, se tomará la decisión, clave para el futuro urbanístico de la ciudad, sobre el destino del documento, siempre con el fin de «facilitar los desarrollos urbanísticos precisos».
El concejal de Planificación Urbanística asegura que es un «reto»  y que se tiene que hacer tocando todas las opiniones, la de la ciudadanía, entre ellas asociaciones de vecinos, colegios profesionales, empresarios o sindicatos, y la de los expertos en materia urbanística.
A modificar, tres cuestiones estratégicas fundamentales hace ahora una década y recogidas por el Plan de Ordenación pero que han cambiado con la situación actual. La primera, la «gran cantidad» de suelo urbanizable que el POM proponía, lo que ha dificultado las posibilidades que algunos propietarios veían en sus terrenos rústicos, y que ha perjudicado igualmente al sector primario.
En segundo lugar, explica Carrillo, la ausencia de suelo productivo, el desarrollo industrial y logístico que no se recogió en el documento y que ahora se ve clave para el presente y futuro más inmediato de la ciudad; y como último punto,  no se tuvo en cuenta la regeneración del Casco Histórico talaverano en el Plan Especial de la Villa.
Aún así, Carrillo, que también es director general de Planificación Territorial y Urbanismo de la consejería de Fomento, explica que el Plan de Ordenación Municipal de Talavera no es «excepcional» ni diferente de otros POMs de ciudades similares, aunque en los últimos años estos últimos sí han ‘sufrido’ modificaciones puntuales con las que no ha contado el de Talavera, por lo que ahora requiere mayor premura.
En este sentido, recuerda que en los últimos años han sido menos de cinco modificaciones del texto urbanístico las que se han llevado a cabo, mientras que otras ciudades como Cuenca, rondan el medio centenar. «Ha sido un periodo de escasa dinámica», siendo los principales cambios los del uso del suelo en la primera fase de Torrehierro o la realizada para el cierre de la Circunvalación Sur. Tanto es así, que asegura que no se han encontrado ni un sólo avance en otra modificación aprobada en marzo del presente año para permitir el uso de plantas fotovoltaicas en terreno rústico. «Son oportunidades que se pierden», indica el edil, quien asegura que hay que «romper con esa inactividad».