Ramos: «Es un proyecto para ilusionar de nuevo a la ciudad»

Raquel Jiménez
-
Santi Ramos, el jueves con Tatono Arregui, presidente del Xota navarro. - Foto: FS Talavera

El presidente del Soliss Talavera considera que ya que el club cometió «el pecado de bajar», quiere devolver a la afición el apoyo brindado con la continuidad en Segunda

La Asamblea de la Liga Nacional de Fútbol Sala del jueves supuso la visibilización de la segunda temporada del Soliss FS Talavera en la categoría de plata. Así lo considera el presidente, Santi Ramos, quien ha señalado a este diario que «tras más de un mes y medio de trabajo para demostrar que cumplíamos con todos los requisitos económicos y deportivos, el jueves fue la confirmación de que vamos a salir en Segunda con un proyecto deportivo y social ilusionante». En este sentido ha recalcado que «ya que cometimos el pecado de bajar, queremos devolver a la afición el apoyo que nos brindó el día de Colo Colo (cuando el equipo descendió)».
El máximo mandatario dice no sentirse «culpable» del descenso, «pero sí responsable porque soy el presidente». Es indudable de que la temporada pasada ha supuesto toda una lección para el club, «para tener los pies en el suelo, intentar rectificar y plantear un proyecto que ilusione de nuevo a la ciudad».
La plantilla se presenta casi totalmente renovada y una de las bajas más sensibles será la de todo un estandarte del equipo, como es Justo Cáceres. El presidente tiene claro que ha sido «la más dolorosa; Justo es la esencia del fútbol sala en Talavera, ha sido la imagen del club durante estos seis años y personalmente le tengo muchísimo aprecio». Pero considera que «era el momento de dar un cambio»;explica además que «hemos apostado por un entrenador que ha decidido dar un giro a la plantilla».
Por otro lado, de los tres candidatos a dirigir al primer equipo, la entidad se decantó por Rubén Barrios ya que «se votó en la junta directiva»; explica que «se tuvo que votar varias veces porque había otro entrenador que también nos interesaba». Barrios se eligió, entre otros motivos, por su idea de contar con los canteranos para el primer equipo y también «por su capacidad de trabajo ya que desde el primer día no ha parado de buscar jugadores». Ramos ha recalcado que algunos futbolistas «han apostado por Talavera sin saber la categoría en la que íbamos a salir».
Dado que el club ha hecho el esfuerzo de continuar en Segunda, Santi Ramos solicita ahora el apoyo de todos, o sea, «la afición tiene que estar con el equipo y las instituciones deben volcarse con nosotros porque sacar adelante un proyecto en Segunda División es muy, muy complicado y si no soplamos todos en la misma dirección, será difícil seguir en la élite». Sirva como dato que el presupuesto será similar al de la temporada anterior, unos 200.000 euros.
En este sentido, el lunes se firmará en Toledo la renovación del convenio con el patrocinador principal, Seguros Soliss. Mientras que con las instituciones «creo que tenemos una línea importante de trabajo». En este punto, hay querido destacar que con la UCLM «vamos a buscar proyectos para que la Universidad se integre más en la sociedad de Talavera».
Y Ramos ha hecho un llamamiento al tejido empresarial de la ciudad y de la comarca, «para que apueste por un proyecto de élite porque, a día de hoy, somos el club de la ciudad en la categoría más alta y hacemos ‘marca Talavera’». Todo ello con el objetivo de «ser un club sostenible en la Liga Nacional de Fútbol Sala».
Un aspecto fundamental en el club es el proyecto social:«Es una parte inherente de nuestra filosofía». Continuará un año más ‘El Jugador Número 6’ para el que «vamos a seguir contando con el apoyo de El Corte Inglés».  Y la próxima semana se lanzará la campaña de abonados «con unos precios muy asequibles a la sociedad talaverana».