«Intento entrenar bien, el resto es decisión del míster»

Raquel Jiménez
-

Dani Barbero, portero del CF Talavera, afirma que le gustaría volver a jugar el domingo, en este caso, ante su ex equipo, el Atlético Sanluqueño, que «es otra final», manifiesta

Barbero trata de aprovechar sus oportunidades bajo palos. - Foto: Ferrero

El portero del CF Talavera, Dani Barbero, fue el mejor del equipo en el campo del Don Benito donde evitó que el cuadro local incrementara la ventaja, al final definitiva, de 1-0. En declaraciones a este diario, el cancerbero ha señalado que «estoy contento por la actuación personal, pero eso es un consuelo de tontos porque lo que vale es que no pudimos sumar». Considera que «estar mejor o peor vale para ti mismo, pero lo que importa es el equipo».
Los blanquiazules controlaron el encuentro hasta que encajaron el 1-0 en el minuto 63: «Tuvimos ocasiones, sobre todo en la primera parte». Para reconocer que «hubo un despiste en el gol y, a partir de ahí, el Don Benito empezó a atacar, a crearnos muchas ocasiones y nosotros estuvimos como más cohibidos, más metidos atrás y no pudimos empatar».
Tres puntos que volaron ante un rival directo por la permanencia, porque «si hubiésemos ganado, hubiéramos dado un paso de gigante». Pero mantiene la opinión de que «eso es pasado, no podemos volver atrás; además, el domingo tenemos otra final».
Jugó el pasado domingo en Don Benito donde su compañero Óscar Santiago tuvo que cumplir sanción por su expulsión en El Prado ante el Mérida. De ese momento, Dani Barbero manifiesta que «el partido cambió en un minuto y tuve que salir sin apenas calentar. Estaba en el banquillo con abrigo y manta, sales y encima ellos meten gol un minuto después». Pero tuvo después una intervención decisiva que permitió al Talavera alzarse victorioso con el 2-1: «No me preguntes cómo, ni por qué, pero al final pude parar ese último balón y con la ayuda de los compañeros, sumamos los tres puntos».
Emociones fuertes en los últimos minutos de este choque en El Prado. Barbero a este respecto desvela que su filosofía es que «el buen portero no es el que para, sino el que prepara su cabeza para parar». En este sentido, «sabía que disponía de siete u ocho minutos en los que tenía que hacer todo lo posible para ayudar al equipo. Así lo intenté y así creo que fue».
El guardameta se refería antes a la final de este domingo en El Prado y será ante su ex equipo, el Atlético Sanluqueño: «Es un partido super especial para mí por la manera en la que viví allí el fútbol, por el grupo que era casi como familia, por compañero y por amigos que hice». Y  coincidió en este equipo con Dani Güiza, del que manifiesta que «he tenido el privilegio y la suerte de poder jugar con un futbolista como él; cuando le conoces como persona, te marca ya que con todo lo que ha ganado, tiene esa humildad y ese respeto por los compañeros».
Sobre el terreno de juego el conjunto gaditano «sabe a lo que juega, tiene muy claras sus ideas». Junto a esto, «cuenta con varios jugadores con mucha experiencia en la categoría y un entrenador al que le gusta tratar bien el balón». Será un partido complicado en El Prado en el que «nosotros vamos a intentar desplegar todas nuestras armas para llevarnos los tres puntos».
Óscar Santiago ha cumplido su sanción y sobre quién ocupará el domingo la portería, Barbero asegura que «intento dar el cien por cien en cada oportunidad que tengo y lo que está en mi mano es entrenar bien, lo demás es decisión del míster».