Sánchez: "En la cuenca del Tajo tenemos una sequía inducida"

Leticia G. Colao
-

El presidente del colectivo, Miguel Ángel Sánchez, asegura que el Plan Especial de Sequía ofrece una visión diferente en el Tajo ya que está supeditado exclusivamente a la cabecera

Sánchez: "En la cuenca del Tajo tenemos una sequía inducida"

Las consecuencias de la escasez de agua más que visible en determinados puntos del Tajo a su paso por Talavera, son fruto no solo de la falta de lluvias tras unos meses tremendamente secos, sino también de la política de gestión hídrica que se lleva a cabo desde la Confederación Hidrográfica del Tajo desde hace ya demasiado tiempo. Así lo considera el presidente de la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche de Talavera, Miguel Ángel Sánchez, más que convencido de que en la cuenca del Tajo «tenemos una sequía inducida».
Sánchez sabe de lo que habla. En el último Plan Especial de Sequía no se tiene nunca en cuenta la situación del río Tajo en su zona media ya que, según explica a La Tribuna, el PES está supeditado a la cabecera y mientras que allí haya agua, en el resto del río también.
Por ello no duda en afirmar que este tipo de planes son documentos técnicos para regular el uso del agua y establecer qué se hace en momentos graves de escasez, pero siempre con prioridades de uso que dependen de los intereses especulativos de determinadas zonas o colectivos. «Son instrumentos de gestión para que algunas zonas de los ríos tengan más preponderancia que otras».
Así, la Plataforma de los Ríos talaverana ha alegado en varias ocasiones a este tipo de documento, por ejemplo tras comprobar que en el río Alberche se defiende «exclusivamente» los intereses del Canal de Isabel II, mientras que en el Tajo siguen siendo los regantes del Scrats, del Levante, los que normalmente salen beneficiados.
En su opinión, son documentos «bastante pervertidos» ya que varían los umbrales en función de las necesidades o intereses. En el Alberche, por ejemplo, se reserva una gran cantidad de agua para Madrid, dice.

 

Alerta. En estos momentos el Plan Especial de Sequía se encuentra en situación de alerta, por lo que se iniciaron las restricciones de agua a los regantes del Canal Bajo del Alberche hace ahora dos meses. Si se llegara al nivel de emergencia, podrían llegar incluso las limitaciones de agua para abastecimiento en Talavera y en otros lugares de Castilla-La Mancha, según lo establecido en la UTE Alberche se restringiría un 10 por ciento el agua para consumo en la ciudad y un 20 por ciento en el Sistema de Picadas, para Toledo y La Sagra, explica Sánchez, una «barbaridad». En este caso, se cortaría completamente el agua para los regadíos.
Continúan sin embargo los trasvases, hace apenas dos días se ha dado luz verde a uno nuevo de 20 hectómetros cúbicos hacia elLevante español. Para evitar situaciones auténticamente problemáticas, Sánchez pedía «gestos» hacia la cuenca del Tajo a la ministra de Transición Ecológica con la que se reunió el pasado martes. Con ello, solicita que si sigue habiendo traspasos de agua, estos sean con menor número de hectómetros cúbicos o que se mejore la gestión del Alberche en los embalses de San Juan y Picadas, «que se corte» el agua a Madrid y que se pueda seguir regando con normalidad y se garantice sin problemas el agua para abastecimiento en esta zona y toda su comarca.