El rodaje de 'Dime quién soy' llega a La Quinta de Mirabel

I.G.Villota
-

La Tribuna se adentra en el rodaje en Toledo de la superproducción de Movistar+ de la adaptación de la novela homónima de Julia Navarro, con un equipo de más de 100 profesionales. La actriz protagonista, Irene Escolar, rodó ayer en el cigarral

Momento del ensayo previo a grabar la escena de una llamada telefónica de Amelia a su familia. - Foto: Ví­ctor Ballesteros

Suena la claqueta de rodaje. Son casi las tres de la tarde y el equipo retoma el trabajo que arrancó cuando los gallos empiezan a cantar. Ritmo frenético y mucho buen rollo después de tomar un bocata. No llegamos a los 35 grados, nada que ver con los más de 40 de la semana pasada. La Tribuna se adentra en el rodaje de la miniserie ‘Dime quién soy’, la adaptación de la novela homónima de Julia Navarro, una de las escritoras de mayor éxito del país, que lleva tiempo en la cocina de Movistar+ y cuyo rodaje por fin arrancó el pasado 17 de junio.
Han pasado tres semanas desde entonces y la superproducción desembarca en Toledo -donde trabajan desde el miércoles pasado y hasta el viernes- para grabar algunas escenas. La actriz principal, Irene Escolar, ganadora del Goya a Mejor actriz revelación por ‘Un otoño sin Berlín’, rodó ayer una secuencia que representa una llamada a su familia, desde Roma, en los años 40. Lo hizo en el impresionante cigarral La Quinta de Mirabel, a las afueras de la ciudad, que también ha sido el escenario elegido para películas como ‘La piel que habito’ de Pedro Almodóvar.
La Tribuna ofrece las primeras imágenes de Irene caracterizada como Amelia Garayoa, la protagonista de la historia, dado que el secretismo ha sido una constante desde que se presentó el rodaje hace unas semanas y se desveló el nombre de la protagonista, que ya estuvo en Toledo cuando encarnó a Juana La Loca en ‘Isabel’ y ‘La corona partida’.
La actriz Maria Pia Calzone interpreta a la diva Carla Alessandrini.La actriz Maria Pia Calzone interpreta a la diva Carla Alessandrini. - Foto: Ví­ctor BallesterosEsta vez se pone en la piel de una mujer revolucionaria, que lucha por la libertad, y vive un viaje, físico y emocional, por los grandes momentos históricos del siglo XX, desde la guerra civil española hasta la caída del muro de Berlín, pasando por el auge comunista en el Moscú de Stalin, la Roma de los últimos años del Duce o el declive de la Alemania Nazi. «No me gusta utilizar la expresión manida de que Amelia era una ‘mujer adelantada a su tiempo’, prefiero decir que era una mujer de su tiempo, como había muchas, hay muchas mujeres olvidadas», comenta la actriz en conversación con este diario.
Amelia abandona a su familia, a su marido y su hijo, y se marcha. A partir de ahí arranca una historia vital que Julia Navarro cuenta en su novela y que Movistar+ mostrará en un total de nueve capítulos. Irene Escolar rodó ayer una escena en el interior de La Quinta de Mirabel, en uno de sus salones.
Se trata de una secuencia ambientada en los años 40, por lo que para el rodaje se utilizaron algunos de los elementos y muebles de la propia finca, tal y como contaban a La Tribuna desde la productora. Amelia está en Roma y llama a su familia. Lo hace acompañada por la actriz Maria Pia Calzone, quien interpreta a la diva y cantante de ópera italiana Carla Alessandrini, amiga de la protagonista en la ficción.
La Tribuna ofrece por primera vez la imagen de Irene Escolar caracterizada como Amelia Garayoa, protagonista de la historia. La Tribuna ofrece por primera vez la imagen de Irene Escolar caracterizada como Amelia Garayoa, protagonista de la historia. - Foto: Víctor BallesterosAntes de la grabación real se hace un ensayo sobre el terreno. Ambas están caracterizadas, aunque llevan en sus pies unas modernas sandalias, una, y unos zuecos de color azul, como de quirófano, la otra. Si no fuese por este detalle, nadie diferenciaría el ensayo de la grabación, toda vez que el ruido previo se convierte en silencio en apenas unos segundos, en cuanto se escucha la palabra ‘ensayo’.
Un equipo de más de un centenar de personas campa a sus anchas por la finca. Están como en casa. No es el primer día sobre el terreno. Todos saben perfectamente dónde está todo, incluso las neveras para coger el agua fría. Bromean con que las temperaturas son agradables teniendo en cuenta lo mal que lo pasaron la semana pasada con la ola de calor. «No corría ni una gota de aire», comenta uno de los ayudantes de dirección.
Por el set de rodaje se mueve el director, Eduard Cortés, responsable de películas como ‘Otros días vendrán’, y muy conocido por su etapa en la serie ‘Merlí’, entre 2015 y 2017. Da algunas indicaciones, con el guion en la mano, y después vuelve a su sitio, frente a la pantalla, en una sala contigua a la de rodaje.
El equipo ha tomado estos días La Quinta de Mirabel y antes Los Lavaderos de Rojas.El equipo ha tomado estos días La Quinta de Mirabel y antes Los Lavaderos de Rojas. - Foto: Víctor BallesterosA los pies de la entrada principal de la finca encontramos la carpa donde come el equipo, también dos camiones de grandes dimensiones, uno lleno de vestuario y el otro de material técnico. Al acceder, algunos de los figurantes esperan de pie, a la sombra su turno para grabar, mientras que otros descansan en sillas entre un entramado de cables.
En torno a las seis de la mañana han llegado los primeros trabajadores para montarlo todo. A las siete ha arrancado el rodaje y apenas se ha parado un rato para comer. El primer desembarco en Toledo ocurrió hace unos meses. Primero llegó un equipo en busca de localizaciones, después llegó el director de arte, más tarde el director de la serie, y finalmente los responsables de cada equipo para concretar las cuestiones técnicas, desde por dónde entra la luz, hasta qué se grabará en cada escenario.
En el cigarral también se han rodado escenas de entradas y salidas de coches de época. Una de las grabaciones fue el pasado viernes en plena ola de calor. Los técnicos bromean con que estuvieron a punto de llamar al 112, aunque el único percance lo sufrió el director de Producción, que es «un poco patoso», confiesa, y se le salió el hombro. Ahora da indicaciones con su brazo en cabestrillo.
Esta noche pasada se han grabado escenas similares nocturnas con coches de época. Arrancaron cuando aún había algo de luz y tenían previsto finalizar en torno a las cuatro de la madrugada.
El equipo se marchar de Toledo el viernes, donde llegaron el pasado miércoles para grabar en otro de los lugares más especiales de los exteriores de la ciudad, la finca de Los Lavaderos de Rojas, que acoge desde bodas y otras celebraciones hasta reuniones secretas de presidentes del Gobierno.
Madrid, El Escorial, Alicante y Budapest son otros escenarios de la miniserie, que se rodará en diferentes idiomas, aunque el 80 por ciento es en castellano. Las grabaciones se prolongarán hasta enero y el estreno será a finales de 2020. Sin duda se trata de una de las series más esperadas y, por lo que vio este diario sobre el terreno, no puede tener mejor pinta.