«Puy du Fou traerá empleo discontinuo a tiempo parcial»

J. Monroy
-

'Queremos Saber la Verdad' advierte que el parque es un negocio altamente subvencionado, con problemas medioambientales, que a la postre ha tenido tantas ayudas que no se va a poder dejar caer

Puy du Fou y más de 800 sueños de Toledo - Foto: Yolanda Lancha

Puy du Fou traerá a Toledo empleos a lo mejor fijos, pero discontinuos, a tiempo parcial, que además devalúan el trabajo artístico. Así lo denunció Xoana Bastida, miembro de  Queremos Saber la Verdad del Pou du Fou, en el seno de la Jornada sobre Empresas y Derechos Humanos en Toledo, organizado este jueves por la Asociación Paz con Dignidad en El Internacional.
Bastida criticó que en Puy du Fou creará empleo de mala calidad, muy temporal. Porque, según explicó, el parque abrirá solo medio año, con lo que quien trabaje allí cobrará seis meses «y después tendrá que vivir de subvenciones, si es que le llega». Tras los primeros casting, apuntó, la gente se queja de que «por un trabajo muy especializado, un trabajo artístico, les ofrecen diez euros por hora brutos y les ofrecen completar en los bares». Además, no le cuadran las cifras de empleos indirectos anunciados, ni el número de trabajadores necesarios el primer espectáculo (185 actores para 2.000 personales y 1.200 disfraces en 70 minutos).
Todo ello, en un modelo de negocio, recordó Bastida, que está subvencionado por las administraciones, con los cinco millones de Sodicaman. Pedirá de diez a veinte millones de Fondos Feder, que se descontarían de los 125 millones que tiene la región por año del resto de proyectos. Además, el Ayuntamiento le va a bonificar en ICIO en un 85%. Es, por lo tanto, un proyecto que, «está muy subvencionado, es algo que estamos pagando todos». Y no cree Bastida que vaya a traer turismo cultural a Toledo, sino que se aprovechará del modelo de la ciudad.
En definitiva, Queremos Saber la Verdad del Pou du Fou presenta muchas objeciones al proyecto, de carácter medioambiental, uso del agua, destrucción de un paisaje o peligro de incendio. «Pero las objeciones que a mí más me surgen son sobre el modelo social y económico que se está fomentando», apuntó Bastida. Es un modelo de parque temático, que ha demostrado en España que no funciona, pero «es una de estas cosas que se subvencionan y una vez que se crean es demasiado grande como para fallar y lo vamos a terminar pagando todos».
Región «con hueco». Por su parte Fernando del Amo, de Attac, enmarcó el establecimiento del parque temático como referente del papel que juega Toledo como gran centro turístico, de ocio y de diversión a la puertas de Madrid. Se lamentó de que la ciudad «haya puesto todos los huevos en la misma cesta, la del turismo, con los riesgos que supone».
Durante su participación en la Jornada sobre Empresas y Derechos Humanos en Toledo, Del Amo trató de explicar el papel de Toledo y Castilla-La Mancha en el mundo global, en el capitalismo salvaje. Para explicarlo, citó a José Mota, y apuntó que «nosotros damos hueco, habiendo hueco, el capitalismo se busca la vida». Como región extensa, deshabitada y sin movilización, da hueco al mercado como primera potencia de España en vertederos industriales o en los almacenes. Son grandes inversiones, pero poco aporte de valor añadido par ala producción regional. También es vanguardia de la burbuja de la energía renovable de cara a un pelotazo inmobiliario, o el espacio para las macrogranjas.
Finalmente, Del Amo criticó el papel de los gobernantes locales y regionales, «que se dedican a incentivar este papel de hueco mercantilizado, apoyando todas estas iniciativas con políticas y subvenciones».