Aprueban el Presupuesto con críticas de "urgencia electoral"

Leticia G. Colao
-
Aprueban el Presupuesto con críticas de "urgencia electoral"

Las cuentas para 2019 han salido con los únicos votos a favor del Gobierno, las críticas de "mala gestión económica" de los socialistas y el desencanto de Ganemos y los ediles no adscritos, que ni siquiera han utilizado su turno de intervención

El equipo de Gobierno ha sacado adelante los Presupuestos más amplios de la presente legislatura, con 87,5 millones de euros, 25 más que los del año anterior, y lo hizo únicamente con sus 13 votos y toda la oposición en contra. No apoyaron en la bancada de enfrente un proyecto presupuestario para 2019  basado en la «urgencia electoral», algo que justificaron desde el PSOE tras destacar que este punto se incluyó en el orden del día en la comisón informativa del pasado lunes a pesar de la importancia del tema.
El desencanto con la gestión económica de los populares y la desestimación de las alegaciones presentadas por los grupos municipales, hizo que ni Ganemos Talavera ni los ediles no adscritos hicieran uso de su turno de intervención, deseando únicamente JuanPedro Ayuso «que este presupuesto que se aprueba hoy sean otros quienes lo puedan desarrollar» tras las elecciones locales, dijo.
El debate a dos bandas, entre el portavoz del Grupo Municipal Socialista, José Gutiérrez, y el concejal de Economía y Hacienda, Arturo Castillo, se centró en la insistencia socialista para la realización de una auditoría interna que deje claras las cuentas municpales para el próximo Gobierno local y que evidencie, dijo Gutiérrez, «que no son tan buenos gestores económicos como han dicho». En este sentido, el socialista destacó que esto fue lo que hizo el PP cuando accedió a la Alcaldía en 2011 «como persecución política» al anterior Ejecutivo socialista, y no con los técnicos municipales sino mediante el informe de una empresa externa que costó 30.000 euros.

Por su parte, el concejal de Economía y Hacienda, Arturo Castilo, ha recriminado al socialista que no centrara su intervención en la resolución de reclamaciones al Presupuesto, siguiendo el orden del día delPleno, ya que las presentadas por el Grupo Municipal Socialista, dijo, «han sido excluidas con informe desfavorable de Intervención».
Castillo contestó a los socialistas que la auditoría realizada en 2011 responde al resultado de la liquidación del presupuesto de 2010, con el último Ejecutivo de Rivas, «que puso al descubierto que había un déficit en el presupuesto de más de 20 millones de euros, además de ser unas cuentas infladas en 10 millones». De ahí la necesidad de auditar y de un plan de viabilidad, reconoció.