CLM estaría lista para triplicar sus camas de UCI

C.S.Rubio
-

Los planes regionales de contigencia mantienen de forma estructural las 535 camas de UCI desplegadas durante los peores momentos de la pandemia. Las camas de ingresos en planta también podrán pasar en horas de 4.394 a casi 6.100

CLM estaría lista para triplicar sus camas de UCI - Foto: Javier Pozo

Castilla-La Mancha podría triplicar sus camas UCI en un plazo de entre 24 y 48 horas en caso de que fuera necesario. En estos momentos, el Sescam mantiene de manera estructural los 535 puestos UCI instalados durante las peores semanas de la pandemia, partiendo de una infraestructura base de 154 camas.
Una previsión que también alcanza al resto de camas hospitalarias, que podrían pasar en cuestión de horas de las 4.493 de la «antigua normalidad» a las casi 6.100 desplegadas durante la «primera oleada» del coronavirus en la región. Una cifras que, según el Sescam, cumplen con las exigencias del Ministerio de Sanidad, con 2,67 camas UCI y 44,12 en planta por cada 100.000 habitantes.  
Como insiste el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros,  «los servicios sanitarios deben estar en disposición de modificar su modelo organizativo y su actividad para hacer frente al Covid-19 en un periodo entre 24 y 48 horas». Es más, «garantizamos que todas esas actuaciones son reversibles en el espacio máximo de 48 horas y, de no poder hacerse, no se van a desescalar».
Ballesteros no duda en lanzar aquí «un mensaje de tranquilidad» ante la posibilidad de un rebrote de la enfermedad. Como explica, «hay un grupo de trabajo que ha definido todos los criterios de atención a estos pacientes a nivel regional, tanto el número adecuado de respiradores, como de monitores y otro aparataje tecnológico, así como respecto a la formación de los profesionales que atienden a este tipo de pacientes».
Pero no todo ha sido Covid-19 en estos meses en los hospitales de la comunidad. En el «periodo crítico» de la pandemia, del 15 de marzo al 31 de mayo, se han realizado 7.000 resonancias magnéticas, 18.000 TAC, 14.000 ecografías y casi 3.000 intervenciones quirúrgicas. Mientras que la actividad en los hospitales de día oncohematológicos (donde los pacientes reciben quimioterapia) ha crecido casi un 0,5% y los aceleradores que se utilizan en radioterapia han incrementado un 8% su actividad respecto al mismo periodo del año anterior.