El matadero de La Puebla de Montalbán sacrifica al año unos 700.000 cerdos

latribunadetoledo.es
-
El delegado (centro) estuvo acompañado por el consejero delegado de Industrias Cárnicas Tello, Paulino Tello.

El subdelegado del Gobierno en Toledo acudió ayer a 'Eurocentro de Carnes S.A.', participada por Cárnicas Tello y Hermanos Morán donde se llevó a cabo una inspección para la emisión del certificado sanitario de exportaciones

Un total de 1.572 expedientes ha tramitado en la provincia de Toledo el servicio de Inspección Animal de la Delegación del Gobierno durante los nueve primeros meses del año para emitir los correspondientes certificados sanitarios de exportación. Unas cifras que  son el reflejo de la buena salud de las exportaciones a terceros de las empresas que trabajan con productos de origen animal -carne y lácteos básicamente- ya que en relación al mismo periodo del año pasado el número de expedientes se ha incrementado un 22,8% (fueron 1.426 expedientes).
Y para comprobar el funcionamiento de los Servicios de Inspección de Sanidad Animal de Toledo, el subdelegado del Gobierno , José Julián Gregorio, visitó la industria alimentaria ‘Eurocentro de Carnes S.A.’, un matadero y sala de despiece ubicado en La Puebla de Montalbán participado por Cárnicas Tello y Hermanos Morán, que sacrifica cada año 700.000 cerdos con un valor de mercancía producida al año de 112 millones de euros y una plantilla de 252 personas que da empleo en la zona.
 Industrias Cárnicas Tello se abastece en un 100 % de carne fresca procedente de ‘Eurocentro de Carnes’ para su fabricación de elaborados. Con una plantilla de 400 empleados, ofrece empleo directo e indirecto a unas 1.000 familias, y vende más de 27 millones de kilos, exportando en el año 2013  el 20 % de su producción a  más de 30 países, entre los que destacan China (33%), Rusia (12%) o Hong Kong (10 %).
 El subdelegado, acompañado del gerente de la empresa, Salvador Sanz; el consejero delegado de Industrias Cárnicas Tello, Paulino Tello, y el director del Área Funcional de Agricultura, Andrés Domingo, recorrió las instalaciones de la empresa y comprobó el trabajo que se realiza en el matadero.
 José Julián Gregorio destacó la importancia de las certificaciones sanitarias  «ya que dan una idea al exterior  de la garantía y la calidad de nuestros productos, lo que facilita la comercialización y  de este modo, la mejora generalizada de nuestra economía».
 El Área de Agricultura de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha cuenta con tres servicios de Inspección Animal en Toledo, Ciudad Real y Albacete, cubriendo  Toledo las certificaciones que se realizan en Cuenca y Guadalajara.
Los certificados emitidos en 2014 en el servicio de Toledo han permitido la exportación de 26.416 toneladas de productos de origen animal distribuidos en un 72,6% de carne y productos cárnicos, un 13,2% en productos lácteos, un 4,7% en productos no destinados al consumo humano, un 4,4% en huevos y ovoproductos y un 3,8% en animales vivos. Las mercancías amparadas por estos certificados se dirigen a más de 60 países distintos, siendo los principales destinos de los productos de origen animal China, Japón, Hong Kong, Corea del Sur o Estados Unidos.
El subdelegado del gobierno aprovechó la ocasión para dar las gracias a esta empresa, y a todas en la provincia y en la región, «que con el respaldo del gobierno de Mª Dolores de Cospedal, han aumentado sus exportaciones más que en el total de España». En este sentido recordó que de enero a agosto de 2014, respecto al mismo período de 2013, se ha registrado «un incremento del 0,9 % en España; del 9,2% en la región, y del 19,3% en la provincia de Toledo, habiéndose exportado mercancías al exterior en la región por valor de 793,2 millones de euros».