El callejón de San Pedro no abre ningún patio para este Corpus

J. Monroy | TOLEDO
-

Algunas comunidades han decidido no abrir por cansancio, mientras que otras expresan su malestar por el Consistorio por la falta de reconocimiento y problemas en la reciente obra

El callejón de San Pedro no abre ningún patio para este Corpus

jmonroy@diariolatribuna.com

El programa del Corpus de este año del Ayuntamiento de Toledo incluye 34 patios en su XIV Concurso. Un valor añadido a la Semana Grande de la ciudad, que este año cuenta, además, con cuatro rutas gratuitas. La cifra es ligeramente inferior a los 45 espacios que se abrieron el pasado año, algo nada de extrañar, teniendo en cuenta los gastos y el trabajo que puede suponer participar en este corcuso y mostrar a todos la joya de la casa. Sin embargo, con el programa en la mano, llama notablemente la atención un dato, como es que ninguno de los patios del callejón de San Pedro, sin duda el espacio más visitado durante pasadas ediciones, abrió ayer sus puertas.
Unas comunidades de propietarios afirman que han decidido no abrir este año únicamente por cansancio. Otras, tienen algunas quejas contra el Ayuntamiento. Lo cierto es que, de una u otra forma, los seis patios que han abierto en ocasiones anteriores no van a recibir este años a los cientos de visitantes que cada Corpus se han admirado de sus prodigios.
Llama la atención esta decisión por la unanimidad en un callejón que históricamente ha venido siendo uno de los protagonistas del Corpus. Hay que tener en cuenta que en ocasiones anteriores, los vecinos de San Pedro no se han limitado en ocasiones anteriores a abrir sus casas, sino que han decorado con todo detalle su callejón, e incluso han llegado a enriquecer el Corpus con su propio palio. Ahora habrá que esperar a la noche de mañana, para ver si el callejón de San Pedro vuelve a ser parada obligatoria en la inauguración del recorrido procesional por parte de las autoridades, y qué recibimiento tienen estas.

Algunas quejas. Así pues, la queja no es unánime. Pero también es cierto que la decisión de no abrir algunos de los patios sí se tomó en una reunión de varios vecinos del callejón. En el debe del Ayuntamiento pusieron la falta de reconocimiento a su trabajo, y las carencias de la reciente obra de restauración que el Consorcio ha hecho del callejón. Al parecer, no sentó muy bien entre algunos residentes en San Pedro que su esfuerzo por decorar el espacio el pasado año quedara sin reconocimiento. «Vemos que esto es una cosa inútil», señala un propietario. Además, están insatisfechos con la «obra maravillosa» que iba a ser la restauración del callejón por parte del Consorcio, que después de costar dinero a los vecinos, les ha dejado problemas de humedades que suben por las paredes, empedrado en malas condiciones y canalones con goteras, que deja correr el agua por las fachadas en cada lluvia. «Hay un descontento bastante considerable», advierten.
Esta versión difiere un tanto con lo que al parecer han contado a los propietarios a la Asociación de Patios de Toledo. Los responsables de esta conocen del malestar de los residentes por que el año pasado no se premiara la decoración de la calle, pero advierten que sí obtuvo galardón el anterior Corpus. Según le comunicaron, dos de los patios no pueden abrir porque están de obras. Y aunque han quitado los contenedores de la calle, siguen los andamios en el interior. Los propietarios de dos más están ausentes. En consecuencia, las comunidades de los números 18 y 2 han decidido cerrar también y empezar a trabajar ya en el Corpus del próximo año, en el que, además, abrirá otro espacio más, el séptimo de este pequeño callejón.
Desde Iniciativa Ciudadana, Hilario Alarcón se lamenta de que permanezcan cerrados los patios de una de una zona recientemente rehabilitada, con mayor o menor suerte, y en la que, en base a su experiencia, tiene varios de los patios más agradables de la ciudad. Además, el portavoz vecinal también incide en el cierre de algunos patios institucionales por parte de la Junta, sobre todo el del Consejo Consultivo en Núñez de Arce. «Por un lado el Gobierno regional dice que quiere fomentar los patios de Toledo dándoles el título de bien de interés patrimonial, y por otro no abre ninguno de sus patios», señala.