«La red de distribución de electricidad vertebra la región"

J.V.
-

«Castilla-La Mancha está dando pasos decididos para engancharse al tren de la transición energética, destacando la apuesta que está realizando por la generación renovable»

«La red de distribución de electricidad vertebra la región" - Foto: Yolanda Lancha

j.V. / toledo
¿Qué es exactamente una distribuidora eléctrica? ¿Qué función desempeña? El papel de las distribuidoras en la transición energética.
Las empresas distribuidoras de electricidad, como UFD, se encargan de llevar la electricidad desde las redes de transporte de alta tensión donde se conectan los grandes  generadores de electricidad (centrales eléctricas, hidráulicas, parques eólicos…) hasta los diferentes puntos de consumo, y de recibir la energía que producen los generadores y particulares conectados a su red.
Además, realizan el desarrollo y mantenimiento de la red eléctrica de distribución, compuesta por cables, centros de transformación, subestaciones, etc.; y se encargan de la instalación, mantenimiento y lectura de contadores, y de dar suministro a los solicitantes de energía eléctrica.
La transición energética tiene como principal driver la electrificación y sus dos características diferenciales son la apuesta por las energías renovables y la posibilidad de una participación activa de los usuarios en el sistema energético. Sin embargo, para que todo esto sea posible es necesario que exista una red que integre la generación actual, la nueva generación renovable y permita a los usuarios no sólo consumir sino cargar sus vehículos eléctricos, almacenar energía y vender los excesos al mercado. Esta red, imprescindible para que se desarrolle una transición energética real, es la red de distribución.
¿Qué supone ese papel en el ámbito castellano-manchego?
El suministro de energía es esencial en nuestra sociedad, por lo tanto, disponer de infraestructuras energéticas de calidad es crítico para el desarrollo de una región; las redes de distribución de electricidad son las autovías de la energía y deben ser robustas y fiables.
La red de distribución de electricidad es una infraestructura esencial, que vertebra la región llevando la electricidad hasta el último rincón de esta tierra.
¿En cuántas provincias, y cuáles, distribuye UFD en Castilla-La Mancha?
UFD, distribuidora de electricidad del grupo Naturgy, es la principal distribuidora de electricidad de la región, con presencia significativa en Toledo, Ciudad Real, Guadalajara y Cuenca. 
¿Cuáles son las principales magnitudes en la región? 
Contamos con 26.000 kilómetros de redes que son dos veces la longitud de red de autovías del Estado. En Castilla-La  Mancha damos servicio a 631.000 usuarios.  Por lo que se refiere a la inversión, en el trienio 2016-2018 hemos invertido 325 millones de euros y hemos generado 4.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos.
¿Cuáles son los principales proyectos de futuro? ¿En que proceso se encuentran la digitalización y tecnificación de las redes en Castilla-La Mancha?
Los planes de futuro de UFD en Castilla-La Mancha pasan por mantener un elevado esfuerzo inversor, 300 millones en el periodo 2019-2021, que en gran medida se destinará a tecnificar y digitalizar la red de distribución para hacer posible que la red pueda absorber el incremento de consumo eléctrico, la generación renovable distribuida, la recarga del vehículo eléctrico y el autoconsumo.
Para lograrlo UFD está transformando su red en una compleja ‘red de redes’ que hibrida de forma inteligente telecomunicaciones, electrónica de potencia, automatización, telecontrol y sensorización y contadores inteligentes, que le permiten convertir la red de distribución eléctrica en una plataforma digital donde los diferentes agentes pueden gestionar sus flujos de energía garantizando la seguridad, calidad y continuidad del suministro eléctrico.
¿Qué supondrá para su actividad en la región el despliegue de factores como el vehículo eléctrico o el autoconsumo?
El vehículo eléctrico requerirá el desarrollo de una infraestructura de recarga hoy casi inexistente, y en lo referente al autoconsumo el desarrollo de este tipo de instalaciones proliferará debido a que la región tiene unas condiciones privilegiadas por las horas de sol que disfruta al año. 
Ambos son ejemplos de las oportunidades de desarrollo de nuevo tejido productivo que aparecen al amparo de la transición energética.
¿Qué ha supuesto para el usuario el despliegue de contadores inteligentes?
El despliegue del contador inteligente es un elemento imprescindible para el desarrollo de las redes inteligentes de energía. Actualmente permite disponer de la lectura y los perfiles de consumo reales en cada periodo de facturación, es decir, eliminar casi por completo las estimaciones de consumo, y además permite realizar operaciones de corte, reenganche y cambio de potencia contratada casi en tiempo real. 
Por otra parte, conocer con mucho más detalle el perfil de consumo real puede ayudar al usuario a optimizar su consumo eléctrico.
¿Están ya plenamente instalados en Castilla-La Mancha?
UFD tiene una amplia historia en Castilla-La Mancha, nuestros inicios datan de los primeros pasos de la electrificación de la región.
¿Cómo definiría la calidad del suministro eléctrico en nuestra región? ¿Por qué?
La calidad de suministro que ofrece UFD en la región es excelente. El indicador que mide la calidad de suministro, denominado TIEPI, registró en 2018 un valor 36 minutos frente a la media nacional que superó los 64 minutos. Por lo tanto, podemos afirmar con rotundidad que Castilla La Mancha cuenta con una de las mejores calidades de suministro de España.
La razón estriba en el alto nivel de inversión que ha realizado UFD en los últimos años unido al alto nivel técnico y de gestión del equipo humano que tiene UFD en la región.
¿Qué supone para el sector energético castellano-manchego las redes de distribución?
Las redes de distribución suponen, por una parte, el medio imprescindible para poder evacuar la energía que se produce en la región y, por otra, el medio para hacer llegar la energía eléctrica que necesitan hogares e industriales, que en muchos casos son muy dependientes del suministro de energía eléctrica con calidad y continuidad.
¿Cómo repercute la actividad de UFD en el desarrollo económico de Castilla-la Mancha? ¿Qué papel juegan en la integración de renovables?
Unas redes eléctricas de alta calidad favorecen la implantación de industrias y negocios, mejoran la calidad de vida de los ciudadanos y favorecen que sea posible desarrollar plantas de energía renovable.
En concreto, integrar nueva generación renovable distribuida requiere un sistema eléctrico muy flexible; las redes de distribución son el único elemento que puede dotar de la capilaridad y flexibilidad que requiere el nuevo ecosistema eléctrico para permitir un alto grado de penetración de generación renovable, optimizar el uso de la capacidad existente reduciendo los vertidos de energía y asignar de forma más eficiente y económica la ubicación de las nuevas instalaciones de generación.
¿Cómo ve el sector energético en Castilla-la Mancha? ¿Y a futuro?
Castilla-La Mancha está dando pasos decididos para engancharse al tren de la transición energética, destacando la apuesta que está realizando por la generación renovable.
El futuro es muy prometedor porque, además de iniciativa empresarial, cuenta con una infraestructura eléctrica básica de gran calidad y alta capacidad, superficie y recurso renovable, en especial, solar, que es un de las grandes apuestas del PNIEC.
¿Cómo se compatibiliza la distribución de energía limpia, ecológica y sostenible en una ciudad patrimonio de la Humanidad como es Toledo o Cuenca?
Desde el punto de vista de las redes de distribución el problema está perfectamente resuelto puesto que estas redes han sabido integrarse en la trama urbana de estas ciudades: Desde la perspectiva de la generación renovable es cierto que realizar este tipo de instalaciones en los centros históricos es complejo, aunque este hecho no limita en absoluto que gracia a la red de distribución la energía que llegue a estos núcleos no pueda ser energía renovable generada en su perímetro. 
La inversión que ha apuntado para Castilla-La Mancha, 300 millones de euros para qué es ¿Cuántos empleos generan en la región? ¿La inversión es puntual o también a futuro?
El impacto de estas inversiones en la economía regional es muy alto ya que tienen un alto componente de mano de obra local y de materiales de fabricación nacional.  Seguiremos, por lo tanto, invirtiendo de forma recurrente y sostenida en el tiempo, y generando aproximadamente 4.000 empleos locales, estables y de calidad.