El Gobierno descarta un museo en San Prudencio

Lola Morán Fdez.
-

El concejal de Promoción Cultural ha confirmado que el inmueble que albergaba la Obra Social de CCM estrenará una muestra de arte contemporáneo el 31 de enero

El Gobierno descarta un museo en San Prudencio

El edificio del antiguo asilo de San Prudencio no albergará el Museo de Talavera, tal y como había proyectado el anterior equipo de Gobierno del PP, sino que será un centro de exposiciones y conferencias. Así lo ha confirmado el concejal de Promoción Cultural, Carlos Gil, quien a preguntas de los periodistas ha informado del uso que se dará a este inmueble, perteneciente a la Fundación Aguirre Patronato Asilo de San Prudencio, con el que el anterior Gobierno municipal firmó un contrato de arrendamiento por el que se comprometía a abonar una mensualidad de 3.000 euros al mes hasta el 31 de diciembre de 2019 y de 4.380 euros al mes desde el 1 de enero de 2020 durante los próximos cinco años.
Gil ha explicado que precisamente esta temporalidad es uno de los motivos por los que se ha descartado que el edificio se convierta en el Museo de Talavera. «Creemos que hacer un museo es alejarse de la realidad», ha manifestado el concejal, quien ha añadido que, en su lugar, se irá «paso a paso».
Así, ha dicho que la pretensión es utilizar este espacio como centro de exposiciones y ha avanzado que la primera de ellas se inaugurará el próximo 31 de enero. Será, ha dicho, una muestra de arte contemporáneo y estará comisariada por Antonio Olmos. Con posterioridad, se desarrollará otra exposición que se está estudiando en estos momentos y que podría estar relacionada con Egipto. Además, ha indicado que la intención es realizar en este espacio cultural varias exposiciones al año sobre arte contemporáneo.
Además de albergar muestras de arte en las salas de exposiciones, desde el equipo de Gobierno pretenden que este edificio acoja conferencias en el salón de actos. En lo que respecta al resto de las instalaciones, en concreto las situadas en la planta superior, ha avanzado que se están barajando «distintas posibilidades».
Como ha explicado, el actual equipo de Gobierno mantuvo un encuentro con la propiedad del inmueble, en la que confirmó la intención de mantener el contrato suscrito por sus predecesores. «Era otra cuestión para no abrir ahí un museo, porque después los propietarios pueden decir que continúas o no», ha apuntado el concejal. Así, ha recalcado que un museo «debe estar siempre en un edificio municipal público» y no en uno privado por esta circunstancia.