Arrancan las obras en la Catedral con el montaje de andamios

Redacción
-

Ya se puede ver una estructrura de tres cuerpos de andamiaje, el paso previo al inicio de los trabajos de restauración en la torre de la seo. Se empezaron a montar esta semana nada más acabar el Corpus Christi

Los andamios ya ha sido colocados en la base de la torre de la Catedral. - Foto: Yolanda Lancha

Ha pasado el Corpus Christi, la fiesta religiosa y cultural más importante de Toledo, y ya han arrancado las obras en la torre de la Catedral Primada, con el montaje de los andamios necesarios para iniciar los trabajos. Ya se puede ver una estructura de tres o cuatro cuerpos de andamiaje, el paso previo a la restauración del monumento. Se empezaron a montar esta semana, nada más acabar el Corpus. Así lo confirma a La Tribuna el canónigo obrero de la seo metropolitana, Javier Hernández de Pinto. «Empezaron a montar andamios en cuanto pasó el Corpus y tan pronto como esté todo asentado, arrancará la inspección y la restauración», indicó.
A principios de mes, el Cabildo catedralicio ofrecía una rueda de prensa para explicar que la Catedral ultimaba los preparativos para afrontar la restauración de la torre, una obra significativa que exige la instalación de un andamio que alcanzará los 50 metros de altura y una serie de medidas de seguridad que garanticen una buena rehabilitación y eviten riesgos y posibles deterioros en un monumento de tanto valor patrimonial.
Para ello, se cumplirán a rajatabla las normas de seguridad y se instalarán cámaras y alarmas «por seguridad». El arquitecto conservador del templo, Jaime Castañón, explicó que las obras seguirán un estricto protocolo que comenzará con la revisión del estado de la torre para detectar si hay alguna deficiencia más de las que se evaluaron tras la caída de la piedra a la vía pública recientemente.
casi 900.000 euros. Indicaron que la obra está valorada en 881.162 euros y se afrontará con fondos propios reservados a posibles restauraciones. En ese momento se encontraba a la espera de que el Ayuntamiento concediese la licencia de ocupación de vía pública para comenzar con la instalación del andamio.
 La obra, indicó el deán Juan Miguel Ferrer, tiene prevista una duración de siete meses, puesto que la autorización de Patrimonio de la Junta para esta intervención caduca el 31 de diciembre. Sin embargo, aclaró que la intervención está prevista para un año, «un poco más o un poco menos» porque la duración exacta se irá viendo a lo largo de los meses conforme «a las dificultades» técnicas que puedan encontrarse.
La intervención exige el repaso general del estado de la torre pese a que se conozca que los defectos se encuentran en las cornisas. A continuación, se realizará una limpieza general, se repararán los elementos más deteriorados y se aplicará el tratamiento de consolidación que corresponda para proteger la torre y garantizar su conservación durante un largo periodo de tiempo.