La deuda de los ayuntamientos de la provincia se reduce

redacción / toledo
-

Ha bajado en más de 84 millones en la legislatura. Carranque, Illescas, Hinojosa de San Vicente, Ontígola, San Bartolomé de las Abiertas y Ugena son los municipios que han visto crecer su deuda viva en los últimos cuatro años

La deuda de los ayuntamientos de la provincia se reduce - Foto: PABLO LORENTE

Los ayuntamientos de la provincia de Toledo cerraron el año 2018 con una deuda global de 154.393.000 euros. Una cifra positiva teniendo en cuenta que cuatro años atrás, coincidiendo con el periodo de inicio de legislatura, la deuda se situaba en 239.586.000 euros. Los ajustes económicos de los Consistorios toledanos han sido progresivos desde 2014 rebajándose la deuda en 2015 en 16,6 millones, en 19,2 en 2016, en 27,8 millones en 2017  y en 21,5 millones a 31 de diciembre de 2018.
Según el último informe hecho público por el Ministerio de Hacienda, los ayuntamientos de Carranque, Illescas, Hinojosa de San Vicente, Ontígola, San Bartolomé de las  Abiertas y Ugena han sido los únicos que han registrado un incremento en sus deudas en estos últimos cuatro años. El mayor de ellos es el que ha contabilizado el municipio de Illescas que ha incrementado en 3,2 millones esta cifra seguido muy de cerca, pero con otro efecto teniendo en cuenta las diferencias de población, por Carranque que ha visto como en esta legislatura su deuda se ha elevado en 3.074.000 euros rozando ya los 10 millones de euros.
Ugena, con 982.000 euros más ahora que a finales de 2014, ha acumulado una deuda de 2.380.000 euros, es decir que con 446 euros por cada vecino empadronado superarían esta situación.
Menos considerables son los incrementos de Hinojosa de San Vicente (+99.000 euros), Ontígola (+49.000 euros) y San Bartolomé de las Abiertas (+120.000 euros).
En lo que respecta a la situación  de la provincia de Toledo en relación al resto de provincias de Castilla-La Mancha, es la tercera menos endeudada detrás de Ciudad Real con 160,5 millones de euros (122 menos que hace cuatro años) y Albacete 155.134.000 euros (61,8 millones menos que hace cuatro años). Cuenca con una deuda de 93,5 millones es la cuarta provincia con mayor deuda viva de entidades locales al cierre de 2018 (en cuatro años la ha rebajado en 17,1 millones) y cierra Guadalajara con 55,3 millones de deuda, 35,7 menos que cuatro años atrás.

Seseña, a cero.  El informe que ha hecho público el Ministerio indica que en los últimos cuatro años, en la provincia de Toledo, 47 ayuntamientos han logrado mantener su deuda a cero. Y entre ellos está el municipio de Seseña que cerró el año 2014 limpio de deudas y también 2018. En Seseña se mantien la deuda a cero desde finales de 2013. El último año en el que este ayuntamiento registró deuda fue  2012 con 786.000 euros siendo la mayor en los últimos diez años la registrada en 2009 que cerró con 1,2 millones de euros de deuda.
En cuanto a los municipios que han cerrado 2018 con un sobresaliente, puesto que además de reducir su deuda la han dejado a cero a lo largo de la legislatura,  son veinticinco. Entre ellos, Añover de Tajo que ha pasado de 864.000 euros de deuda a cero; o Bargas que adeudaba a finales de 2014 2.027.000 euros. También están en este listado de ‘sobresalientes’, Casarrubios del Monte que ha saldado los 1.101.000 euros de deuda y Escalona que ha pagado los 592.000 euros que debía. Olías del Rey es otro ejemplo de buena gestión en esta manteria puesto que a principio de legislatura tenía 3,4 millones de euros pendientes de pago y ha cerrado 2018 sin deudas como La Puebla de Almoradiel que ha dejado atrás su 1,1 millón de euros de deuda.